25 de enero de 2017 00:00

El Capitán es el nuevo desafío de Carla Pérez

Imagen de Archivo de la montañista Carla Perez. Foto: Pavel Calahorrano/ EL COMERCIO

Carla pérez realiza ascensos al Rucu y Guagua Pichincha sobre roca. Acompaña a jóvenes para motivar su práctica deportiva. El sábado viajará a Estados Unidos para entrenarse en ascenso en hielo. Foto: Archivo/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 11
Martha Cordova
Redactora (D)
[email protected]

El Capitán, la roca granítica que se encuentra en Estados Unidos, será uno de los retos de Carla Pérez para este 2017. La montañista ecuatoriana, que el año pasado conquistó el Eve­rest sin oxígeno artificial, dedicará esta temporada a la escalada sobre hielo y roca.

“Yo soy más montañera, no tengo problemas para los ascensos, por eso el desafío es mejorar las técnicas de escalada para juntar las dos cualidades de un montañista”, dijo Pérez, quien el sábado viajará al Parque Nacional Ouray, en Colorado, EE.UU., para entrenarse en escalada en hielo.

“Por las bajas temperaturas que se registran, se pueden encontrar fácilmente cascadas congeladas”, dijo. Permanecerá por tres semanas y retornará al país para continuar con su preparación, pues en septiembre viajará a California, EE.UU., para escalar la nariz de El Capitán.

“Es la ruta más larga, pero es la más directa. Tiene una extensión de 900 metros totalmente verticales. Es la pared de roca más difícil del mundo, pero esperamos hacerlo en cuatro días”, dijo Pérez, quien para esa expedición ­viajará con Esteban Mena y Édgar Aulestia.

Carla Pérez quiere convertirse ahora en la primera ecuatoriana en coronar esta pared en roca y luego la pared de hielo en el Nepal, que procurará realizar en octubre.

“Hemos estado trabajando mucho en el gimnasio y en el muro del Palacio de los Deportes. Necesitamos perfeccionar la técnica de ascenso, lograr mucha fuerza en las manos y en los dedos, también en el abdomen y brazos”.

Añadió que, como se trata de una técnica diferente, “la preparación física y cardiovascular es totalmente distinta a la que realizamos para el Eve­rest, porque ahora necesitamos desarrollar otro tipo de capacidades”. Por ejemplo, la cima de El Capitán está 2 310 metros sobre el nivel del mar, muy por debajo de los 8 848 m, donde está la cima del Everest.

Para ella, la altura no es el obstáculo a vencer. Empero, las montañas sobre los 8 000 metros no están fuera de su agenda. Es posible que este año se concrete una expedición, pero de no ser así, el próximo irá a Asia con el equipo Somos Ecuador, que lidera Iván Vallejo.

“Tenemos el objetivo de abrir nuevas rutas por donde no haya pasado nadie, donde no haya cuerdas, donde no haya huellas. Seguir escalando sin oxígeno artificial y sin la ayuda de sherpas (nepalíes que portan las mochilas de los montañistas durante el ascenso)”, dijo. Ese es uno de los principios de Iván Vallejo, que siguen sus pupilos.

Mientras completa esta exigente preparación, guía a jóvenes y adultos a montañas cercanas a Quito como los Pichincha: el Guagua y el Rucu. “La parte deportiva la complementamos con la motivacional, para que más chicos se sumen a la actividad deportiva y a la visita a la montaña”.

Carla Pérez, de 33 años, fue premiada por la Asociación de Periodistas Deportivos de Pichincha, al protagonizar la hazaña deportiva del 2016. “Lo recibí de una manera especial, porque ese día en el Everest sentí el respaldo de gente anónima, que me enviaba sus buenos deseos porque me miró en la televisión o en una foto del periódico. Ese día, los ecuatorianos estuvieron conmigo”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)