14 de November de 2014 11:45

Usados una inversión que debe ser legal 

Carburando

Un auto legal debe tener los sellos correspondientes y visibles. Foto: Steve Pfost/MCT

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Quito

La compra y venta de un vehículo usado supone una gran responsabilidad para cada una de las partes involucradas, pero sobre todo para el adquiriente.

Y es que lo montos que se manejan alrededor de este negocio mueven miles de dólares en cada transacción. Es por eso que la inversión que realiza una persona debe estar sujeta a todas las regulaciones de seguridad y legalidad que disponen los entes correspondientes.

Ha habido casos en los que una persona puede perder los ahorros de su vida al comprar un usado sin respaldo legal. También se ha evidenciado que no todos los comerciantes, que en muchos casos son intermediarios, son personas honestas. Algunos son capaces de falsificar documentos para vender vehículos de terceros o robados.

Por eso es importante verificar que todos los documentos estén en orden antes de realizar cualquier pago o firmar un contrato de compraventa. En sitios como las ferias que se realizan en la ciudad existen puestos de policía en los que se puede constatar el origen de un vehículo.

Este servicio es gratuito y permite que un oficial revise el número de motor y chasís y los compare con los registros de la Policía. Así se puede evitar cualquier alteración en los datos que pueda afectar en la compra o tenencia de un vehículo usado. Si este no es el caso, cualquier persona puede ingresar los datos del auto que va a comprar y corroborar la información mediante la web. Existen ciertos puntos que dan servicios de Internet en los cuales se da el servicio de asesoría y revisión de estos datos.

Por su parte, los concesionarios, páginas de Internet o patios de autos tienen un porcentaje mayor de seguridad gracias a ciertos filtros que emplean. Estas empresas verifican la legalidad de cada uno de los productos que venden a sus clientes.

Además, se procura realizar tratos de compra directamente con los propietarios de los vehículos para evitar inconvenientes en el traspaso. Y no solamente esto, pues también venden vehículos, en su gran mayoría, en buen estado mecánico y de confort.

En caso de algún error o problema con la venta, la ventaja está del lado del comprador, quien puede acercarse al sitio donde compró el vehículo y reclamar, cosa que no ocurre cuando la venta es informal o en ferias.

Este proceso, sumado a la revisión técnica y a escoger el lugar ideal para la compra, complementa los pasos a seguir en la adquisición de un auto usado. La seguridad en todos los aspectos debe ser priorizada en un negocio de este tipo.

Otra de las consideraciones importantes es no llevar dinero en efectivo a los sitios de compra debido al riesgo de ser asaltado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)