6 de December de 2013 14:30

La Triumph Tiger es más deportiva

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Tras seis años de exitosa trayectoria comercial, Triumph decidió renovar su modelo Tiger al añadirle varias mejoras mecánicas y estéticas orientadas a brindar una mayor deportividad.

Por esa razón, la firma británica añadió la palabra sport a su denominación, pues la moto es notablemente más poderosa y confortable que su antecesora.

Gracias a las modificaciones aplicadas a los sistemas de admisión y escape, el tricilíndrico de 1 050 cm³ que impulsa a la Tiger aumentó la potencia en 10 caballos, hasta los 125, y el torque en 6 Nm, hasta alcanzar los 104.

Paradójicamente, el aumento de estas cifras llegó acompañado de una reducción del consumo de alrededor del 7%, que obedece a una exhaustiva revisión del sistema de inyección electrónica.

La suspensión también fue objeto de varias mejoras. Ahora incorpora amortiguadores Showa multirregulables y con recorridos cortos (140 y 150 mm en los ejes delantero y posterior, respectivamente), además de un robusto basculante monobrazo de aluminio.

Triumph confía la seguridad de los ocupantes a un sistema de frenos compuesto por un doble disco delantero flotante de 320 mm con pinzas de cuatro pistones y un disco posterior de 255 mm con pinzas de dos pistones.

A ello se suma la adopción de un sofisticado sistema antibloqueo de frenos (ABS) de última generación, que ofrece una potencia y tacto muy precisos en caso de frenadas de emergencia.

Mandos. El conductor ahora puede controlar las funciones de la moto sin atentar contra su seguridad, pues todos los mandos se encuentran situados en el manillar y no se requiere retirar la mano.

Fuentes: elmundo.es, motociclismo.es

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)