19 de October de 2012 14:20

El sedán vuelve para pelear con el compacto

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Durante años la berlina (o sedán grande) fue considerada como un auto burgués, pero ahora con una línea más elegante y motorizaciones deportivas, los fabricantes quieren desempolvar los vehículos de cinco puertas y devolverles el brillo perdido.

Son especialmente las firmas más nobles las que ponen sus esperanzas en las berlinas pequeñas para ampliar su oferta en el segmento de los compactos, uno de los que más ha crecido en los últimos cinco años.

Es el caso de Mercedes-Benz, que el mes pasado en el Salón de Pekín presentó el concepto Style Coupé, basado técnicamente en la Clase A y que con 4,64 metros de largo se convertirá en el hermano pequeño de la Clase C. “Pero el modelo no era la berlina, sino el Coupé CLS de cuatro puertas”, dijo un portavoz de la firma.

El vehículo se llamará CLA. Para dar más valor al concepto tendrá tracción a las cuatro ruedas y motores con más de 200 caballos.

En el mismo nivel se mueve Audi. “Sí, el próximo A3 tendrá el típico escalón trasero de las berlinas”, confirmó un portavoz de la gestión de producto de la firma alemana. Se parecerá al prototipo que presentó Audi en el Salón del Automóvil de Ginebra en el 2011.

También Infiniti, filial de lujo de la casa japonesa Nissan, planea una pequeña berlina con formas fluidas e interiores nobles. El LE Concept, revelado hace poco y que se producirá en serie en el plazo de dos años, saldrá al mercado definitivamente como vehículo eléctrico, según dijo el jefe de la firma, el brasileño Carlos Ghosn.

Aunque nadie habla aún de precios, se estima que comenzarán a partir de 25 000 euros (más de USD 31 000), pero también habrá novedades en el segmento de costos más asequibles.

Seat, por ejemplo, apuesta por los éxitos pasados con el nuevo Toledo, que volverá a su forma anterior de cinco puertas convencional, mucho más exitosa que el concepto de van con trasera tendida sin escalón. “Vendimos 900 000 ejemplares de las dos primeras generaciones”, recuerda el jefe de la marca, James Muir, que promete un regreso a la antigua fortaleza.

En pocos meses se espera que se empiece a producir el proyecto presentado en Ginebra de 4,48 metros con unos cambios que, según Muir, ofrecerán “mucho en comparación con el precio”: el coste base estará entre 14 000 y 15 000 euros y con ello quiere presentar oposición al Volkswagen Golf.

[[OBJECT]]

También en Skoda gana importancia el concepto de la berlina. Los checos no solo trabajan en un nuevo Octavia, sino que alistan para la clase inferior otro vehículo de cinco puertas. Saldrá al mercado este año con el nombre de Rapide. Se especula con un coste de 13 000 euros, por lo que sería incluso más barato que el Volkswagen Polo más económico.

Opel es otro fabricante que quiere ampliar la paleta de modelos, con un Astra de cinco puertas. Y el Fiat Viaggio, que fue presentado en Pekín y que al menos tendrá un pequeño escalón trasero, debería poder ser exportado también a los mercados internacionales. “Pero no hay planes oficiales”, dice un portavoz de la firma italiana. “Por el momento es solo un proyecto exclusivamente chino”.

Y es que estos modelos están especialmente pensados para mercados como el de Estados Unidos y China debido a lo difícil que es empezar allí con vehículos con trasera recta como el Golf o el Clase A.

Fuente: DPA

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)