22 de November de 2013 17:30

Ogier recibió el trofeo de campeón tan esperado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El apasionante campeonato de Rally Mundial terminó el pasado fin de semana con la última carrera en Gran Bretaña. El francés Sébastian Ogier, quien se había consagrado campeón con anticipación, ratificó su poderío con la última victoria de este año, la cuarta consecutiva de esta temporada. Mientras que Thierry Neuville, del equipo Ford Fiesta, se adueñó del subcampeonato tras una disputa intensa con el finlandés Jari Matti-Latvala (Volkswagen).

Ogier se convirtió en el gran protagonista de este Mundial al vencer en nueve de las 13 carreras programadas en el calendario. Aunque fue campeón matemáticamente en septiembre, en el Rally de Francia, Ogier debió esperar hasta el pasado fin de semana para alzarse con la copa. A pesar de su talento y supremacía indiscutibles ganó por primera vez en la pista británica con lo que selló su participación junto a su copiloto Julien Ingrassia.

De esta forma, la dupla dominó de principio a fin en Gales adjudicándose 14 de las 22 especiales. Para lograr estos números, los pilotos debieron dominar su vehículo Volkswagen a través de carreteras muy resbaladizas en el medio de inmensos bosques.

Al finalizar su participación, Ogier demostró su felicidad. "Estoy muy alegre. Muchas gracias a todo el equipo una vez más. Vine con el antecedente de que esta carrera no había sido de lo mejor para mí en el pasado. Pero fue otra gran victoria para nosotros y el final de una temporada perfecta. Será un gran reto, y muy difícil, hacerlo mejor el año que viene", finalizó.

De esta manera, la estrella del equipo Volkswagen terminó su temporada con un total de 290 puntos, 114 más que su escolta, Neuville (176) , y 128 respecto al tercero, Latvala. Asimismo, entre los constructores, Volkswagen Motorsport dominó el campeonato con un total de 425 puntos contra 280 del segundo, Citroën Abou Dhabi WRT.

Durante las celebraciones, Ogier se mostró satisfecho por el trabajo logrado y desató toda su alegría cuando levantó la copa. Todo esto, ante la espera de nuevos retos.

Fuente: AFP

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)