28 de September de 2012 14:10

‘Nuestro negocio es la movilidad’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

EcuaAuto forma parte del grupo de empresas pioneras en el sector automotor. Su filosofía apunta a la satisfacción total del cliente.

Desde hace 38 años, el concesionario de Chevrolet EcuaAuto es una de las firmas nacionales líderes en el mundo de la automoción, debido a su constante esfuerzo por mantener la calidad en el servicio, por ofrecer los mejores productos y por una capacidad de creatividad e innovación frecuentes.

Su rica tradición en el sector automotor ecuatoriano, ya que es una empresa que nació bajo el liderazgo de Bela Botar, el referente y pionero de la industria automovilística en el país; le imprime un sello de garantía que en la actualidad es valorado por sus clientes.

[[OBJECT]]

Alberto Barros, el gerente general de la compañía, destaca varios aspectos fundamentales que hacen de EcuaAuto una empresa productiva y vanguardista, entre ellos la importancia que los directivos dan a sus empleados y colaboradores, la entrega total en la satisfacción del cliente y la visión clara y positiva de las metas y objetivos que la empresa persigue constantemente.

Precisamente, el cliente es la razón de ser de esta empresa. Por eso, el proceso de atención sigue estándares cuidadosamente detallados; desde la recepción del auto, pasando por el trabajo de mantenimiento y/o reparación del mismo, hasta la entrega y aceptación del vehículo por parte del propietario.

“Nuestro negocio es la movilidad”, resalta Barros, y subraya la importancia de mantener la fidelidad del usuario mediante “el OK desde la primera vez”. Es decir, que el cliente salga satisfecho con el servicio en la primera ocasión y no tenga que regresar al concesionario por el mismo problema o desperfecto del auto. “No arreglamos autos, no reparamos vehículos, ofrecemos movilidad”, asegura el ejecutivo.

Pero detrás de toda esta estructura empresarial, que busca excelencia en los servicios y productos que ofrece al mercado, está un plan estratégico que no se ve, pero que se siente a cada paso. Desde la disposición arquitectónica de sus dos grandes vitrinas de exhibición en Quito, la una ubicada en la Shyris y El Universo, y la otra en la Río Coca y París; hasta la implementación de sus talleres y patios de estacionamiento; forman parte de un conglomerado que piensa en la eficacia, la rapidez y la perfección.

También la puntualidad y la exactitud en cada proceso es vital para EcuaAuto. “Si un cliente nos reserva una cita a las 09:00, a esta hora le atendemos. Lo mismo ocurre con la entrega de los vehículos. Toda la cadena de atención al cliente es importante: la recepción del auto, la entrevista consultiva con el asesor y la recepción de todas las necesidades del cliente para el correcto ingreso al sistema informático de la orden de trabajo, el taxi que se le ofrece al usuario para que retorne a su casa o trabajo…todo es un conjunto de acciones que hemos estandarizado para el mejoramiento continuo del proceso”, enfatiza el gerente de la entidad.

En cuanto a los recursos humanos de la empresa, Barros afirma que “la gente es lo más importante que tenemos, es nuestro verdadero patrimonio. Nos aseguramos de contratar a la persona correcta para el puesto correcto”. Cada colaborador tiene un proceso de inducción de al menos 15 días, en el cual llega a conocer profundamente el ciclo de producción en cada una de las áreas de la organización. “El colaborador debe conocer a dónde queremos llegar”, recalca Barros.

Además, General Motors apoya constantemente a sus concesionarios  con cursos de capacitación entre siete y ocho veces al año. De esta manera los técnicos se capacitan todo el tiempo para conocer a fondo las nuevas tecnologías con las que vienen equipados los vehículos Chevrolet, así como los avances en materia de mecánica, electrónica y seguridad.

En el rubro de la maquinaria y herramientas la empresa cuenta con tecnología de punta, procesos informatizados en todas sus áreas, infraestructura y edificaciones seguras y amigables con el ambiente. Todo este amplio espectro empresarial sirve “para que la gente, nuestro cliente, perciba que somos una compañía distinta”, sentencia el gerente general de EcuaAuto.


[[OBJECT]]

 

LA EMPRESA EN BREVE

Cifras  EcuaAuto vende un promedio de 180 vehículos por mes y atiende en sus talleres cerca de 1 450 clientes. Tiene una nómina de 112 personas que se sienten identificadas con la empresa. La compañía se asienta sobre  6 500 m2 de construcción: 80% para el área de servicios y 20% para la exhibición de los autos. El taller, el corazón de la organización, ocupa un área de 1 500 m2.

Servicios  La empresa cuenta con salas de exhibición de modelos nuevos y ofrece mantenimiento y reparación de autos Chevrolet.  Además, brinda un completo paquete de repuestos para cada vehículo, partes y accesorios originales de la firma, entre otros servicios y productos.

LA HISTORIA

EcuaAuto nace en 1 974; hasta 1980 comercializó vehículos Volkswagen y Audi. Ese mismo año se formalizó la autorización de General Motors para ser un  concesionario autorizado Chevrolet. Siempre innovando y buscando diversas alternativas, crea en el 2001 Chevy Express, con una nueva concepción de servicio rápido.  En  marzo del 2003 inaugura Ecua-auto Río Coca. En el 2006 rompe los esquemas al cambiar Chevy Express por un nuevo concepto vanguardista: La Gran Vitrina Chevrolet los Shyris, destinada específicamente a crear autos únicos, para los amantes de la personalización. En mayo del 2007 incorpora a su organización el área de Como Nuevos.

De esta manera, EcuaAuto se muestra como una empresa dinámica y creativa, cuya fortaleza es reinventarse cada día escuchando las necesidades de sus clientes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)