30 de March de 2012 00:00

NILSON Y AUDI unidos en una supertravesía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El primer hombre que intenta viajar los casi 30 000 kilómetros que hay del Polo Norte al Polo Sur utilizando únicamente la energía de su cuerpo y la fuerza de la naturaleza pasó hace poco por el Ecuador.

Es su mayor aventura hasta la fecha y probablemente una de las más grandes de las que actualmente se pueden acometer en todo el mundo, el sueco Johan Ernst Nilson, quien partió el pasado 6 de abril del Polo Norte, ya recorrió Canadá, Estados Unidos, México, Guatemala, Costa Rica, Panamá y Colombia, entre otros países.

El sueco decidió iniciar su aventura el 6 de abril del año pasado porque en esa fecha, en 1909, Robert Edwin Peary y Matthew Henson se convirtieron en los primeros hombres en llegar al Polo Norte. Además, el 14 de diciembre de 1911 (hace un siglo) el noruego Roald Amundsen conquistó el Polo Sur.

"No encontré mejor manera de celebrar los 100 años de la gesta de Amundsen que haciendo yo mismo este recorrido que hasta la fecha nadie se ha atrevido a hacer. Estoy siguiendo las huellas de esos grandes exploradores, con la gran diferencia de que yo tengo mucho mejor equipo", dijo Nilson.

Con el fin de decidir qué elementos del equipamiento serían la mejor elección posible, contó con la mejor ayuda, la tecnología de Audi y todo su ‘know how’ como asistencia. Nilson probó su equipamiento bajo las extremas condiciones a las que fue sometido en el túnel del viento y la cámara de frío de Audi en Ingolstadt (Alemania).

Por otra parte, los ingenieros de Audi formaron parte del equipo que ha diseñado y desarrollado el trineo superligero con el cual acometerá su aventura durante su paso por la Antártica.

La tecnología de construcción ultraligera es una de las muchas áreas de investigación en las que Audi es verdaderamente uno de los pioneros en la materia. El uso de materiales livianos contribuye a reducir significativamente el peso de los autos y, por consiguiente, su consumo de combustible.

La misma tecnología que se empleó en desarrollar los innovadores trineos que acompañaron a Nilson en el tramo de la Antártica, probablemente el más difícil tramo de su expedición. El aventurero sueco utilizó el trineo para transportar los 120 kilos de su equipo.

Solo un trineo construido con total precisión podría resistir y soportar tan extremas condiciones.

"Hemos desarrollado un trineo que le permitió a Johan confiar en él durante todo su viaje por la Antártida", dijo al respecto Wolfgang Egger, jefe de diseño del Grupo Audi.

Prepararse a conciencia para afrontar los riesgos de un viaje tan peligroso bien puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. Con el fin de garantizar que todo su equipo soporte tanto las duras condiciones del frío, del hielo y la nieve, Nilson probó todo su material, además de la tienda de campaña, la ropa y el saco de dormir, tanto en la cámara de frío como en el túnel del viento de Audi.

El uso de ambas instalaciones permite simular fácilmente las extremas condiciones que se pueden encontrar en los círculos polares Ártico y Antártico. “Vimos cómo algunas tiendas de campaña simplemente colapsaron cuando la temperatura bajó a menos 40 grados”, aseguró Nilson.

Normalmente, estas instalaciones son utilizadas por la marca de los cuatro aros para comprobar que los vehículos Audi son capaces de soportar los rigores del invierno más duro. "En un solo día pasado con los técnicos de Audi aprendí muchas ideas y conceptos que fueron extremadamente valiosos para mí durante mi viaje a través de la Antártida", dijo Nilson.

El aventurero sueco también cuenta con la ayuda y asistencia de Audi durante su viaje a través de todo el continente americano (Norte, Centro y Sur América), que realiza montado en bicicleta. Como auto de asistencia cuenta entonces con un Audi Q5 que transporta un equipo de cámaras y de periodistas que certificarán los progresos de Nilson durante su viaje.

La huella de carbono que se produzca en aquellas partes del viaje que son imposibles de realizar sin la asistencia y potencia de un motor habrán de ser compensadas en otros lugares del trayecto para asegurar que la expedición es en su conjunto limpia en cuanto a emisiones de carbono se refiere.

El concepto que enlaza a Audi y John Ernst Nilson en esta aventura es el pionero espíritu de responsabilidad compartida con el medioambiente. El objetivo del fabricante de automóviles con sede en Ingolstadt es tomar nuevamente la iniciativa en un aspecto innovador. El diseño ligero, los motores de inyección diésel con turbo (TDI) y el sistema de tracción total quattro son los más conocidos ejemplos de esta actitud, con la cual Audi también se ha comprometido más allá del mundo del automovilismo.

Por ejemplo, la empresa es uno de los miembros activos de la iniciativa Desertec, cuyos fines son la exploración de conceptos con los cuales generar electricidad en el desértico norte de África, con el fin de transferirla a las aglomeradas ciudades europeas.

Nilson también es un campeón del medioambiente. Durante la etapa de la expedición a través de los Estados Unidos, el aventurero sueco visitó distintas organizaciones de caridad en las cuales se impartieron conferencias para tratar de concienciar y de incrementar el interés de la sociedad por las cuestiones medioambientales.

El sueco ya ha participado en expediciones por más de 100 países, todas ellas desarrolladas siempre bajo condiciones extremas. La expedición De Polo a Polo es su mayor aventura hasta la fecha.

Fuente: Audi Press

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)