1 de June de 2012 15:46

FRANCHITTI, TRICAMPEÓN de Indianápolis

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El piloto escocés Darío Franchitti conquistó su tercera corona de las 500 Millas de Indianápolis, la carrera más famosa del circuito de monoplazas de Estados Unidos, al ganar el pasado domingo edición 96 de esa prueba de la Serie IndyCar.

Franchitti, que había ganado los títulos del 2007 y del 2010, superó en la meta a su compañero en el equipo Chip Ganassi, el neozelandés Scott Dixon y al brasileño Tony Kanaan.

El volante escocés, de 39 años, mantuvo la calma cuando a unos metros de la meta su más cercano perseguidor, el japonés Takuma Sato, perdió el control de su vehículo en un intento de rebasarlo por dentro y terminó estrellado contra la barda de protección de la pista de Indiana.

Sato, que terminó en la posición 17, buscaba convertirse en el primer piloto asiático en ganar esta mítica competencia.

“¡Qué carrera! Creo que Dan Wheldon se sentiría orgulloso de esto”, dijo Franchitti, dedicándole su triunfo al piloto británico que murió en un accidente en una competición de la IndyCar en octubre pasado en Las Vegas, y su gran amigo personal.

Luego de bajarse de su bólido y saludar al público, Franchitti se fundió en un abrazo con su esposa, la actriz Ashley Judd.

El escocés se impone así en la quinta de las 16 etapas del circuito de la IndyCar-2012, obteniendo buenos puntos para la defensa del título de la serie que ganó el pasado año.

Franchitti sufrió un contratiempo durante la carrera, que le hizo caer hasta el puesto 30, cuando el bólido del venezolano Ernesto Viso le golpeó por atrás mientras se acercaban a los ‘boxes’ para la primera parada del día, obligando al esocés a una parada más prolongada de lo previsto y perdiendo valiosos minutos.

“Viso, ¡qué payaso!”, dijo Franchitti a través de su radio.

El español Oriol Servia fue uno de los grandes protagonistas de la prueba pujando desde la plaza 27 para cerrar en un meritorio cuarto lugar, seguido del ganador de la 'pole', el australiano Ryan Briscoe.

El veterano brasileño Rubens Barrichello, ex piloto de la Fórmula Uno y quien corrió ahora como novato en la Indy 500, fue el mejor entre los debutantes en la carrera, al quedar en la undécima posición.

La 96 edición de las 500 Millas de Indianápolis fue una de las más cerradas de los últimos tiempos porque 10 pilotos tomaron la punta en diferentes momentos y solo 17 de los 33 monoplazas que arrancaron lograron finalizar.

Los motores Honda y Chevrolet se repartieron las 10 primeras plazas de la competencia, con amplio dominio sobre el tercer constructor en liza, el británico Lotus, cuyos dos únicos bólidos, manejados por el francés Jean Alesi y la suiza Simona de Silvestro, fueron forzados a dejar la prueba después de 10 vueltas, debido a su falta de velocidad respecto a los demás.

Con la sexta carrera de la temporada prevista para mañana en el Gran Premio de Detroit, el australiano Will Power se mantiene al frente de la clasificación general con 200 puntos, seguido del brasileño Helio Castroneves y el canadiense James Hinchcliffe, ambos con 164 unidades.

Fuente: AFP

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)