20 de September de 2013 16:01

Una forma inteligente de moverse

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los ingenieros de Nissan se inspiraron en el reino animal para desarrollar una tecnología que determinará el futuro de la movilidad.

El objetivo era reducir los accidentes de tránsito y que con el paso de los años la cifra llegue a cero.

Toru Futami, director de Tecnología e Investigación de Nissan, sostiene que el estudio de la conducta de los animales que se mueven en grupo ayuda a los científicos a entender cómo los vehículos pueden interactuar unos con otros para lograr un entorno de conducción más seguro y eficiente.

"Durante nuestra indagación para desarrollar sistemas anticolisión para la próxima generación de automóviles nos basamos en la madre naturaleza para encontrar la respuesta más adecuada. En este momento, los avances se centran en los patrones de comportamiento de los peces", aseguró Futami.

[[OBJECT]]

El equipo de la marca nipona creó recientemente el Eporo (Episodio 0 Robot) que utiliza la tecnología láser LRF (Laser Range Finder), la cual se inspira en los ojos compuestos de las abejas, cuyo campo de visión abarca más de 300 grados.

"En una fracción de segundo detecta un obstáculo", explica Toshiyuki Andou, director del Laboratorio de Movilidad de Nissan. De esta manera, el robot imitará los movimientos de una abeja y de inmediato cambiará de dirección.

Esto se demuestra a través de seis robots Eporo que se comunican entre sí para controlar sus posiciones y movimientos.

La pretensión es doble: evitar accidentes y ser capaces de viajar de lado a lado o en una sola dirección, del mismo modo que lo hacen los peces cuando se mueven.

El director de Investigación de Nissan explicó que estos animales marinos son un buen ejemplo para sus estudios porque siguen tres reglas esenciales: "no alejarse y acercarse demasiado y no golpear a los demás peces".

[[OBJECT]]

Un banco de peces no tiene líneas que le ayuden a guiarse, pero sus integrantes se organizan perfectamente para nadar muy cerca los unos de los otros.

Si todos los autos pudieran comportarse en grupo, de la misma manera que los peces, habría más vehículos funcionando al mismo tiempo, sin necesidad de aumentar el ancho de las carreteras."Esto solucionaría el tráfico", dice Futami.

Nissan también mostró cómo el robot tiene la capacidad de comunicarse con sus semejantes en una intersección, de manera que puede tomar la decisión de cuál podría pasar y cuál no, y así eliminar la necesidad de señales de tráfico, rótulos o semáforos.

Fuente: nissannews.com

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)