15 de November de 2013 15:44

La final homenajeó a Juan Espinosa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los juegos pirotécnicos se encendieron a la llegada del auto 47 en el que corría Juan Espinosa Claridge.

Con este postrero homenaje al piloto y directivo fallecido, cayó el telón de la final del Campeonato Nacional de Circuitos Copa Abro, efectuado en Yahuarcocha, el pasado sábado.

Su hijo Xavier manejó el prototipo de color amarillo en el que recibió esa distinción de pilotos de circuito y rally. El automovilista, de 23 años, colocó el bólido en el centro de la grilla de partida del autódromo José Tobar Tobar, mientras las luces adornaron el atardecer.

Un total de 37 máquinas escoltaron al auto de Espinosa desde el borde del asfalto, luego de dar un último giro, a manera de despedida. Xavier recibió abrazos de sus colegas y amigos ni bien se bajó del prototipo. También hubo aplausos.

Este piloto, de la categoría Fuerza Libre 1, corrió por segunda vez en este modelo de 190 caballos de fuerza. Precisamente, junto a su progenitor, preparó el auto para este circuito de 3,5 kilómetros, que en su mayor parte es trabado.

"La última participación de Juan Espinosa fue en la prueba Yahuarcocha 600 km, efectuada en septiembre", recordó Homero Cuenca, quien fue confirmado como el nuevo presidente de la Federación Nacional de Automovilismo y Kartismo del Ecuador (Fenak).

La deferencia al desaparecido automovilista internacional también fue en equipos. Muchos de los directores, mecánicos y asistentes vistieron una camiseta de color blanca con una fotografía y la inscripción: Gracias Juan.

En este marco se corrieron las dos mangas de 12 giros cada una de esta sexta válida. Esta competición fue ganada por Xavier Villagómez, en su Radical SR8, de la categoría Fuerza Libre 2. Sin embargo, Xavier no pudo descontar los 10 puntos de diferencia que le llevaba su hermano, Miguel, que fue segundo y se coronó campeón.

En tanto, Mauricio Moncayo a bordo de un Radical PR6 se coronó vencedor la fecha anterior. Él llevaba una ventaja de 57 puntos sobre Carlos Ayala (Vandiemen Honda). El piloto pichinchano aseguró que alcanzó el título pese a que su prototipo de 210 caballos es el de menor potencia en la categoría.

Pero la carrera más emocionante fue la del ibarreño Fernando Madera (Toyota Trueno) y el carchense David Terán (Suzuki 1.3 Twin Cam). Estos dos competidores de la categoría Turismo Especial 2 llegaron a la cita empatados a 174 puntos. Madera, de 16 años de edad, tomó ventaja en la clasificatoria y en dos mangas fue más rápido que Terán. En los pits, su padre Fernando Madera Erazo lloró de felicidad.

En tanto, Diego Morán consiguió su cuarto título consecutivo a bordo de su Honda Civic 1.8 en Turismo Especial 3. Mientras que Fernando Terán obtuvo la corona en la categoría Turismo Especial 1.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)