21 de September de 2012 14:45

BMW explora nuevas posibilidades

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El estand de BMW en el Salón del Automóvil de París, que abrirá sus puertas al público el próximo sábado, estará adornado con varios modelos que evidencian sus progresos en busca de una movilidad sustentable que atienda los requerimientos de transporte de las nuevas generaciones.

Una de las iniciativas más interesantes es el Active Tourer Concept, prototipo de un monovolumen deportivo, atractivo y espacioso, que  además, está impulsado por una mecánica híbrida de impresionantes cifras.

Estéticamente conserva los rasgos de identidad de la gama actual de la marca. No obstante, en la parte frontal presenta una leve inclinación hacia adelante en la parte superior de la mascarilla, lo cual le confiere una apariencia más dinámica y un perfil más agresivo.

Pese a que se trata de un vehículo con una clara orientación familiar, el diseño compacto de la carrocería le aporta un estilo que lo sitúa a medio camino entre un crossover y un hatchback de corte ‘racing’.

A ello contribuyen la línea de cintura ascendente, los faldones laterales y los enormes aros de cinco radios de aluminio de 20 pulgadas.

Las puertas se caracterizan por su gran tamaño que facilita el acceso a todas las plazas del vehículo. Ese también es el caso del portón trasero que, sumado al piso bajo del maletero, permite guardar con facilidad objetos voluminosos.

En el interior, los revestimientos de las puertas y la tapicería de los asientos están acabados en cuero de colores claros, que le dan un toque lujoso. Las costuras de color naranja resaltan el aspecto deportivo del vehículo.

El sistema de propulsión se compone de un motor de gasolina que actúa sobre las ruedas delanteras, y otro eléctrico que lo hace sobre las traseras. La potencia conjunta es de 190 caballos, con un consumo de combustible promedio de 2,5 litros / 100 km y emisiones de CO2 inferiores a 60 gramos por kilómetro. El paso de 0 a 100 km/h se logra en menos de ocho segundos y la velocidad máxima se sitúa en los 200km/h.

EL MODELO EN DETALLE

LUMINOSIDAD El techo es de cristal y se puede oscurecer con solo pulsar un botón. Las partículas en suspensión cambian su disposición y tonalidad en función de los impulsos eléctricos que reciben.
 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)