9 de May de 2014 15:40

La Amazonía ofrece un paraíso por explorar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Amigos viajeros, luego de conocer Macas y sus alrededores, caminar por el bosque de arrayanes y disfrutar del río Upano, que transcurre de norte a sur a su costado oriental, tenemos tres opciones para emprender el regreso.

La primera es por el mismo recorrido de venida (la nueva vía Macas - Riobamba); la segunda es por la vía que une con la ciudad de Puyo y de ahí hacia Baños y Ambato, y la tercera de Puyo hacia Tena, Baeza y Papallacta. Nosotros decidimos tomar la segunda opción.

Cruzamos el ancho y caudaloso río por un puente bastante grande, sujeto por cables de acero al estilo de los que se ven en las películas, desde donde se pueden tomar espectaculares fotos.

La carretera que une Macas con Puyo es una de las mejores de nuestro país por cuanto no tiene muchas curvas y está bien mantenida, atraviesa ríos grandes y correntosos como el Pastaza, y transcurre en medio de paisajes selváticos muy bonitos, teniendo al costado izquierdo la cordillera de los Andes, como telón de fondo.

Fauna y flora exóticas pueden admirarse en todo el trayecto, donde, además, la gente nativa ofrece, al filo de la carretera, productos de sus granjas a precios muy bajos.

[[OBJECT]]

Una vez en el Puyo se puede aprovechar para visitar la ciudad con todos sus encantos y las opciones que ofrece: casas hechas con madera de chonta, parques e iglesias, hosterías, restaurantes, paseos a pie, nado en los ríos, etc. Todo esto rodeados de una naturaleza todavía bastante pura.

En las calles céntricas también vale la pena visitar los locales de artesanías, donde se encuentran figuras de animales, y, en especial, de aves típicas del sector, hechas en madera de balsa y pintadas de colores muy vistosos. También venden recuerdos y adornos hechos con vegetales y otros productos propios del Oriente.

Desde esta ciudad continuamos el viaje por la carretera que serpentea junto a la margen izquierda del río Pastaza, y ofrece vistas de singular belleza. Atravesamos por pequeñas poblaciones como Shell y La Moravia. Aquí, las grandes estatuas de Blanca Nieves y los 7 enanitos harán el deleite de los más pequeños de la familia.

Más adelante llegamos a Mera, donde recomiendo detenerse un momento para visitar su parque principal, en el que, rodeados de plantas y flores muy hermosas, encontramos figuras de caballos en tamaño casi natural en posturas muy simpáticas.

Están habilitados como para que el visitante pueda subirse en sus lomos (incluso los adultos) y tomarse fotografías de recuerdo.

[[OBJECT]]

Salimos de Mera y seguimos hacia la Sierra, cruzando por Río Verde, Río Negro y Río Blanco, donde podemos detenernos para bañarnos en las aguas de sus ríos de límpidas aguas, y deleitarnos con las frutas tropicales que se cultivan en el sector y son ofrecidas al viajero a precios muy económicos.

Más arriba, cruzamos varios túneles, disfrutamos de caídas de agua y cascadas de las más bonitas que ofrece nuestro país, y llegamos a Baños de Agua Santa, en Tungurahua. En cada sitio se puede disfrutar de lo que su bondadosa gente ofrece, tanto en comida como en servicios turísticos, que hay para todos los gustos.

En Baños, aparte de conocer la ciudad como tal y sus balnearios de aguas termales, hay que visitar el Santuario de la Virgen de Agua Santa, su convento y el parque que lo rodea. Vale la pena probar sus famosas melcochas y alfeñiques, y también el jugo, todos hechos en base a la caña de azúcar; nogadas y dulces de guayaba y membrillo.

Entre los platos típicos que ofrece la ciudad se cuentan cuyes asados, fritada, empanadas, humitas, caldos de gallina y otros. Cabe destacar que, al ser una ciudad muy turística, hay comida de muchas latitudes, como para satisfacer el paladar de los visitantes extranjeros de cualquier parte del mundo.

[[OBJECT]]

No sin nostalgia, dejamos Baños y nos trasladamos hasta Ambato y luego a Quito, o a los respectivos lugares de origen, con la idea de regresar lo más pronto posible a estos rincones tan maravillosos de nuestro Ecuador.

Cabe señalar que todo el trayecto de ida y regreso a Macas se puede realizar con cualquier tipo de vehículo, ya que todas las carreteras transitadas son pavimentadas y están en excelente estado.

Si desea puede escribirme a tarevalocuesta@hotmail.com. Buen viaje y hasta la próxima.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)