9 de November de 2012 14:20

ABRO: la receta de un ‘team’ ganador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Cuando a un grupo de personas les une la pasión, la diversión, la camaradería y las  metas en común, los resultados están, casi siempre, marcados por el éxito y la felicidad.

Este ambiente positivo, también conocido como sinergia, es el que rodea y se siente en el equipo ABRO, que recientemente ganó la máxima categoría en la Copa Cati de circuitos en Yahuarcocha, y que en la actualidad se prepara para competir en las Seis Horas de Bogotá, en Colombia.

Bajo el auspicio de ABRO del Ecuador, filial de la empresa internacional ABRO Industries, con sede en Estados Unidos, este equipo de competición se fundó hace 14  años por iniciativa de Miguel Villagómez (padre) para fortalecer a su familia que, por ese entonces, pasaba por momentos difíciles con uno de sus integrantes.

ABRO empezó con la cantera del automovilismo: el karting. La afición por los autos es una tradición en la familia Villagómez. Xavier padre y sus hijos Xavier y Miguel (director del ‘team’ y pilotos, respectivamente) son amantes del deporte motor, por eso el kartismo fue la escuela de aprendizaje obligatoria.

Más tarde ABRO incursionó en los circuitos, concretamente en la Monomarca Volkswagen, que se disputó en el 2004 en el autódromo de Yahuarcocha, Ibarra. Con el apoyo de ABRO Industries el equipo creció, ganó experiencia y dio el salto internacional al adquirir en Argentina los primeros prototipos al reconocido preparador gaucho Tulio Crespi. Luego un auto a Tom Willimas, un fabricante británico vinculado a la máxima categoría, la F1. Y más tarde un prototipo inglés Wesfil.

Este momento es crucial para ABRO porque Álvaro Espinosa ingresó al equipo en calidad de jefe técnico y se encargó desde ahí en adelante de la preparación y en la puesta a punto de los bólidos. Además, el hermano menor, Miguel, empezó un entrenamiento internacional en Europa para perfeccionar su estilo de conducción.

Primero asistió a la escuela para pilotos de carreras La Filière, en Francia, institución que paralelamente organiza un certamen donde corren los alumnos en varias pistas de la Fórmula 1 como Magny Course (Francia),  Hungaroring (Hungría), entre otras. Aquí se ubicó cuarto en la general y primero entre los latinoamericanos.

Más tarde Miguel participó en la Fórmula Renault en Argentina, un torneo muy competitivo donde se consagró como el mejor novato del año y el cuarto piloto latino, no argentino, en ganar una carrera.

Este bagaje de conocimientos y prácticas en el exterior le permitieron al menor de los Villagómez pulir su personalidad al volante y prepararse para conducir autos de mayor ‘performance’.

“En Europa y en Argentina aprendí mucho sobre los autos de carreras. Cómo es la preparación mecánica, cuál es el entrenamiento que debe tener un piloto y qué se debe hacer para enfrentar una competencia. Por ejemplo, algo que me sirvió de mucho es saber cómo se utilizan los frenos, un aspecto esencial en la conducción deportiva”, asegura Miguel.

Con estos antecedentes, ABRO se decidió por comprar prototipos Radical, de origen británico, para enfrentar la Copa Cati de circuitos: los modelos SR3 y recientemente los SR8  de última generación y altas prestaciones. “Se trata de una inversión muy importante que nos ha dado y nos seguirá dando los frutos deseados”, sentencia Xavier, el director del ‘team’.

En cuanto al ámbito de las competencias, el equipo ABRO se  ha mostrado imbatible en su categoría durante las últimas temporadas de la Copa Cati y en el reciente torneo Xavier, el hermano mayor, se proclamó campeón del certamen en la categoría Fuerza Libre de hasta 4 050 cm³, con 111 puntos acumulados en las seis pruebas válidas de esta temporada. Y un dato impactante: el nuevo Radical SR8 de Miguel logró un inédito récord para prototipos en el trazado de Yahuarcocha, en la sesión clasificatoria de la penúltima válida cuando paró el cronómetro en 1 minuto, 24 segundos y 871 milésimas (1:24’871).

Pero ABRO quiere más y apunta al exterior. Lo primero será competir en las Seis Horas de Bogotá, en el autódromo de Tocancipá, a inicios del mes próximo. Esta será un verdadera prueba de fuego para la escudería ya que medirá el nivel competitivo de sus pilotos y de sus técnicos.

Más adelante, en un par de años aproximadamente, el equipó ABRO espera dar el gran salto y participar en algún torneo en Estados Unidos, tal vez en el campeonato Imsa, con un bólido Porsche.

EL EQUIPO EN BREVE

Integrantes.  El equipo base de ABRO se conforma por Xavier Villagómez, director general; Xavier y Miguel Villagómez, (pilotos); Álvaro Espinosa, jefe técnico; y Patricio Escalante, mecánico.

Patrocinador.  ABRO del Ecuador representa a ABRO Industries, una empresa asentada en 175 países y que fabrica más de 300 productos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)