Tiempo de lectura: 6' 5'' No. de palabras: 966

El piloto ibarreño labró su carrera deportiva hace cuatro décadas y sigue vigente.

Fernando Madera, ídolo imbabureño de los años setenta y leyenda viviente de la época de oro del automovilismo ecuatoriano, compartió con CARBURANDO las memorias de sus éxitos deportivos.

¿Cómo fueron sus inicios en el automovilismo?

A inicios de los años sesenta se formó el Club de Automovilismo y Turismo de Imbabura (Cati), y sus miembros nos propusimos construir una pista para carreras de autos utilizando la vía que circunvalaba la laguna de Yahuarcocha.

Durante el proceso de construcción, que tomó cerca de siete años, participé en competencias no oficiales que se realizaban en autos particulares, sobre la pista que todavía era de tierra. Además practicaba mucho ahí, así que conocía el trazado como la palma de mi mano.

El 8 de febrero de 1970, cuando ya se había terminado de poner el asfalto a la pista, se organizó una carrera de 10 vueltas para probar las bondades del circuito.

Aunque quisimos que en esa ocasión solo participaran pilotos ibarreños, la expectativa sobre la construcción del autódromo era tal que llegaron los pilotos consagrados de ese tiempo como Guillermo Ortega, Fausto Merello, Pascal Michelet y Luis Larrea, entre otros.

Yo participé y gané en un Dodge Dart de 1965 que había comprado en un remate de la Policía.

El 2 de mayo de ese mismo año se llevó a cabo la competencia oficial de inauguración del circuito. Había que dar 60 vueltas al trazado de 10 kilómetros, por lo cual la prueba se llamó Yahuarcocha 600.

Yo participé en el Reliant Scimitar de Patricio Holguín y largué tercero, por detrás del Ferrari 250 LM de Michelet y del BMW Schnitzer de Ortega. Ya en carrera, Ortega tuvo un daño eléctrico en su auto y pasé al segundo lugar.

Paré en la vuelta 30 para poner gasolina y darle el volante a Holguín. Durante las cinco vueltas que él dio, Pascal tuvo un problema con una manguera de aceite y se quedó. Cuando Holguín me devolvió el auto, retomé la carrera en el primer lugar y la gané. Esa fue mi entrada oficial en el automovilismo.

El 24 de ese mes también gané la carrera Babahoyo - Milagro - Babahoyo que era parte del campeonato nacional, en el mismo auto.

¿A qué atribuye usted esa sucesión de triunfos pese a que no tenía experiencia previa en el automovilismo?

A mi gran afición por este deporte. También a que fui muy prolijo en la preparación de los autos y esa dedicación me llevaba al éxito. Cuidaba todos los detalles, incluidos los estéticos. Muy pocas veces me quedé con un auto dañado.

¿Qué autos tuvo usted en su trayectoria deportiva?

En 1971 tuve uno de los mejores autos de la época, el Porsche Carrera 6 que compré al peruano Federico ‘Piti’ Block. También tuve un BMW 1600 Alpina que utilizaba en competencias de rally. Con ambos vehículos gané todas las competencias en las que participé en 1972, cuando quedé campeón nacional. También gané en el rally Caminos del Inca, en el Perú.

El Porsche se destruyó en un incendio durante una práctica en Yahuarcocha en febrero de 1974. Después de eso recibí varios aportes, vendí el BMW y con lo que tenía compré un Porsche RSR en la fábrica de la marca, en Stuttgart.

Con ese auto triunfé en las 200 Millas de Bogotá de 1975 y participé en las 24 Horas de Le Mans con Ortega y Merello. Desafortunadamente, el auto no estuvo lo suficientemente bien preparado y no logramos un buen resultado.

¿Quiénes fueron sus mayores rivales en el automovilismo nacional?

Mi mayor rival fue Ortega, con quien nos hicimos grandes amigos y corrimos juntos en varias ocasiones. El fue un piloto espectacular, muy técnico y muy valiente.

Si bien usted no se ha retirado oficialmente del automovilismo, ¿hasta qué año compitió regularmente?

Lo hice hasta 1977. Al final de ese año tuve una decepción, porque estuve a punto de ganar el campeonato pero quienes dirigían el automovilismo me privaron de correr la última carrera y lo perdí.

Para 1978, los reglamentos cambiaron radicalmente y se prohibió la participación de los autos más potentes. Los Cóndor pasaron a ocupar el lugar de los Ferrari, Porsche, Camaro, etc., en busca de una reducción de costos.

Correr en autos menos veloces en una pista tan larga se volvió muy aburrido y eso me desmotivó. Entonces vendí el RSR y me involucré más en el rally, que ahora es la modalidad que me gusta más.

Mi más reciente participación fue en la Vuelta a la República del 2006, en la que terminé sexto.

1941 Fernando Madera nació el 2 de marzo en Ibarra. En su juventud, junto con un grupo de ibarreños entusiastas, promovió la construcción del autódromo de Yahuarcocha.
1970 Participó y ganó en la prueba inaugural del circuito de 10 kilómetros al volante de un Dodge Dart, que había comprado en un remate.
1970 Largó tercero en la primera competencia oficial en Yahuarcocha, en un Reliant Scimitar (foto izq.) de Patricio Holguín. Terminó primero tras 60 vueltas.
1972 Se impuso en todas las carreras en las que participó, incluida la Vuelta a la República, y se coronó campeón nacional. En Perú logró la victoria en el rally Caminos del Inca.
1974 Adquirió un Porsche RSR en Alemania (foto der.) y participó en las 24 Horas de Le Mans de 1975 con Guillermo Ortega y Fausto Merello.
1977 Decidió retirarse temporalmente del automovilismo debido a inconformidades con los reglamentos de competencia vigentes y a diferencias con los dirigentes de ese deporte.

Califique
2
( votos)