25 de septiembre de 2015 15:50

Toyota Prado: uno de los íconos del 4x4 vuelve al mercado local 

El vehículo luce más estilizado, pero no renuncia a su tradición ‘off-road’.

El vehículo luce más estilizado, pero no renuncia a su tradición ‘off-road’.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Redacción Carburando

El Land Cruiser Prado de Toyota regresa al mercado nacional después de una ausencia prolongada. Su apariencia exterior e interior cambió para adaptarse a las nuevas tendencias del segmento de los todoterreno, pero sus cualidades ‘off-road’ se mantienen prácticamente inalterables en relación con su antecesor.

El nuevo Prado hace gala de un diseño más estilizado y moderno que se evidencia principalmente en los nuevos grupos ópticos frontales y posteriores, en la mascarilla cromada, en los retrovisores laterales pintados del color de la carrocería que ahora incluyen luces intermitentes, en los rieles del techo y en el alerón ubicado en la parte superior del parabrisas trasero, que incluye la tercera luz de freno.

El Prado tiene capacidad para siete ocupantes en tres filas de asientos.

El Prado tiene capacidad para siete ocupantes en tres filas de asientos.

En el interior también se aprecian cambios que mejoran la apariencia y la funcionalidad. Un tablero rediseñado, mejores materiales y terminaciones, agradables combinaciones de colores entre la tapicería y los paneles, nueva iluminación en el cuadro de instrumentos, son, entre otros, algunos de los elementos más destacados del habitáculo.

En cuanto a la mecánica, al Prado se le considera el sucesor directo de modelos legendarios de la marca como el FJ40 y el FJ70 dentro de la gama Land Cruiser.

El sistema de tracción a las cuatro ruedas permanente le permite internarse sin problemas en lugares de difícil acceso, sin renunciar al alto nivel de comodidad que es capaz de proporcionar a los ocupantes gracias su sistema dinámico de ajuste de suspensión en ambos ejes.

Su equipamiento actual hace de él un modelo de alta gama.

Su equipamiento actual hace de él un modelo de alta gama.

Pero lo que verdaderamente convierte al nuevo Prado en un vehículo de lujo es su equipamiento. Un sistema de sonido con pantalla táctil y mandos en el volante, acceso y encendido sin llave, climatizador automático de doble zona, tapicería de cuero, asientos con calefacción, ventilación y regulación eléctrica y sensores de parqueo son algunos de los elementos que posee la versión full equipo.

En cuanto a la seguridad, cuenta con frenos de disco ventilados en las cuatro ruedas con sistema antibloqueo (ABS), distribución electrónica de la fuerza de frenado (EBD) y asistencia en frenadas de emergencia (BA), controles de estabilidad y tracción, asistente de arranque en pendientes de ascenso, control de descenso, 11 ‘airbags’ entre frontales, laterales, de cortina y de rodillas para el conductor y carrocería con absorción de impactos y protección a peatones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)