29 de mayo de 2015 16:00 

Ruidos, las alertas de los vehículos

grafito

Para evitar o reducir ruidos que se generan en la carrocería  se puede emplear una solución de grafito una vez al año.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Carburando

La comodidad al viajar en un automotor puede verse afectada cuando alguna de sus piezas está fallando o requiere mantenimiento. Para conservar su correcto funcionamiento, cada fabricante establece una tabla periódica bajo la cual se deben realizar inspecciones mecánicas a los vehículos.

Muchas personas consideran que solamente se necesita un cambio de aceite o un ABC de frenos cada vez que asisten a las citas con los mecánicos. Pero esto no es del todo cierto. Un auto también requiere de una inspección de la carrocería y de la suspensión, entre otras revisiones. Y es que estos elementos, especialmente, son muy importantes ya que permiten viajar cómodamente a los ocupantes.

Fabricio Corrales, jefe de servicio de Vallejo Araujo, asegura que se le debe dar más importancia al tema de suspensión y de carrocería porque al no hacerlo se pueden generar ruidos incómodos y que no son propios del vehículo. “Si una persona descubre un ruido que molesta en el automotor debe llevarlo al concesionario o al mecánico de confianza. Esto podría evitar que se produzca algún daño importante”, comentó el especialista.

autoruido

Sin embargo, Corrales revela que se debe diferenciar entre ruido y sonido, pues no son lo mismo. “Ruido es algo que molesta al conductor y a los pasajeros y que no es propio del auto. Mientras que un sonido es característico de un modelo en especial”, añadió.
Es recomendable que en cada revisión se realice un chequeo y un reajuste de suspensión ya que esta, aparte de cumplir la función de dar comodidad, también es la encargada de dar estabilidad al vehículo todo el tiempo.
Otro de los aspectos que debe ser analizado es la carrocería, especialmente cuando ha ocurrido una colisión y se generan ruidos.

Ruidos alertas

Corrales asegura que el mal uso de los automotores también genera este tipo de molestias. Uno de los ejemplos más claros se produce cuando una persona compra un automóvil y lo carga de cosas pesadas. Ese tipo de vehículo no está diseñado para cumplir con esa tarea y puede deformarse. Esto también se da con los modelos que son modificados (tuning). “Esto puede pasar en los SUV al momento de modificar la suspensión o colocar ruedas más grandes de los que permite la tabla de tolerancia. Estos cambios los debe realizar una persona que conozca el modelo a profundidad”, finaliza Corrales.

Más detalles
Recomendación:
los expertos aconsejan a los conductores que eviten frenar cuando se encuentran repentinamente con un rompevelocidades. Cuando se detiene bruscamente, antes de pasarlos, se comprime la suspensión y esto provoca que el vehículo se golpee fuertemente. Pero si el automotor pasa normalmente, la suspensión cumplirá con su papel y amortiguará la caída. En este caso, el posible daño a piezas del auto será menor que al cruzar frenando.
Puertas: la resequedad puede afectar a los cauchos de las puertas con el tiempo. Estas deben ser lubricadas en talleres especializados.
Revisión: Los expertos recomiendan que se lubrique la carrocería con grafito una vez año. Esto evitará que se produzcan molestos ruidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)