24 de marzo de 2017 18:41

Great Wall H6 'patea el tablero' de su categoría

Sin ser un vehículo demasiado largo (4,55 m) el H6 sorprende por su gran espacio interior. Foto: Patricio Terán/ CARBURANDO

Sin ser un vehículo demasiado largo (4,55 m) el H6 sorprende por su gran espacio interior. Foto: Patricio Terán/ CARBURANDO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Fernando Robayo
Editor CARBURANDO

En los últimos tres años de los 10 que lleva en el mercado ecuatoriano, Great Wall ha logrado un importante crecimiento en ventas basado en la introducción de modelos de alta calidad, bien equipados y más asequibles en relación con sus competidores.

Siguiendo esa misma tendencia ahora presenta al H6, un SUV mediano que refuerza su importante presencia en ese segmento y que ratifica la intención del fabricante chino de seguir escalando posiciones para aumentar su participación en el mercado local.

Exteriormente, el H6 presenta un diseño moderno que, sin ser revolucionario, resulta convincente en sus formas y proporciones, así como atractivo para uso familiar.

Para Great Wall, la calidad debe expresarse hasta en los más mínimos detalles. Eso queda claro en el H6. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Para Great Wall, la calidad debe expresarse hasta en los más mínimos detalles. Eso queda claro en el H6. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

EL EQUIPAMIENTO

Seguridad: frenos ABS con EBD y BA, control de estabilidad, sensores de parqueo y cámara de reversa, asistente de arranqueen pendientes, airbags para conductor y acompañante, alertas de puntos ciegos, fijaciones Isofix para sillas de bebés, sistema de monitoreo de presión de neumáticos, etc.


Confort: radio MP5, computadora a bordo, climatizador de doble zona, velocidad de crucero, sensores de lluvia, luces automáticas,etc. 

Para Great Wall, la calidad debe expresarse hasta en los más mínimos detalles. Eso queda claro en el H6. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Para Great Wall, la calidad debe expresarse hasta en los más mínimos detalles. Eso queda claro en el H6. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Para realzar el aspecto de la carrocería el fabricante incluyó detalles cromados en el logotipo frontal, las líneas de la mascarilla y los contornos de los faros neblineros, las franjas inferiores en las puertas y las manijas de apertura de las mismas. También se destacan los aros de aleación de 17 pulgadas calzados con llantas de medidas 225/65 y los espejos exteriores con direccionales integradas.

En el interior llaman la atención el bien cuidado diseño de los elementos y los materiales utilizados. El panel tiene un diseño sencillo pero elegante, en medio del cual resalta la gran pantalla táctil del sistema de infoentretenimiento, desde donde se gestionan las funciones del sistema de audio y del teléfono inteligente, al que se enlaza mediante una conexión Bluetooth.

El volante, forrado con cuero al igual que el pomo de la palanca de cambios, incluye mandos para los sistemas antes citados y es tan agradable al tacto como a la vista.

Los asientos son amplios, cómodos y ofrecen una buena sujeción debido a un diseño de bordes que sobresalen en los extremos. Los delanteros cuentan con apoyabrazos en la parte interna, lo cual contribuye a aumentar el confort de los ocupantes durante desplazamientos más largos.

El Great Wall H6 cuenta con un sistema de apertura de puertas y encendido sin llave que, no obstante, incluye una perilla de ignición fija que debe girarse de la manera tradicional para poner en funcionamiento el motor. Este podría ser un punto a mejorar en un posterior lote de unidades, pues el concepto de encendido sin llave generalmente implica la presencia de un botón que, en este caso, no existe.

El habitáculo hace gala de un óptimo aprovechamiento de la distancia entre ejes de 2,68 metros, pues hay un amplio espacio para las piernas de los ocupantes de todas las plazas y configura un maletero con un volumen de 808 litros.

Para Great Wall, la calidad debe expresarse hasta en los más mínimos detalles. Eso queda claro en el H6. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Para Great Wall, la calidad debe expresarse hasta en los más mínimos detalles. Eso queda claro en el H6. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Además, la segunda fila de asientos del H6 da cabida a tres pasajeros adultos con estaturas superiores a 1,80 metros sin que ello implique incomodidad alguna.

En cuanto a la mecánica, el Great Wall H6 está impulsado por un motor turboalimentado de 1.5 litros, que es capaz de desarrollar 141 caballos de potencia a 5 600 revoluciones por minuto, y 202 Nm de torque entre 2 200 y 4 500 rpm. Está unido a una caja de cambios manual de seis velocidades que se siente muy suave y precisa.

Para Great Wall, la calidad debe expresarse hasta en los más mínimos detalles. Eso queda claro en el H6. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Para Great Wall, la calidad debe expresarse hasta en los más mínimos detalles. Eso queda claro en el H6. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Aunque un motor de 1.5 litros pudiera parecer poco para un vehículo del tamaño y peso del H6, la respuesta mecánica es satisfactoria una vez que se activa el turbo, a partir de las 2 500 rpm. No obstante, en un régimen de giro bajo las reacciones pudieran parecer un poco lentas, por lo cual es conveniente adaptar el estilo de conducción a esta condición y llevar el motor un poco elevado de revoluciones para minimizar el efecto conocido como 'turbo lag'.

Cabe destacar el confort y estabilidad que brinda la suspensión independiente en las cuatro ruedas sobre todo tipo de superficies.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)