30 de diciembre de 2016 15:30

La edición más dura del Rally Dakar se inicia el lunes 2 de enero en Asunción 

Los camiones contarán con ventaja en la etapa maratón, el 9 de enero. Foto: Archivo/ CARBURANDO

Los camiones contarán con ventaja en la etapa maratón, el 9 de enero. Foto: Archivo/ CARBURANDO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Carburando

El lunes 2 de enero de 2017, arrancará una nueva edición del Rally Dakar, la número 38 de la historia y la novena en territorio sudamericano.

Como principales novedades presenta la incorporación de Paraguay como país sede (junto con Argentina y Bolivia) y la inclusión de la categoría UTV, para promover la participación de equipos más chicos con presupuestos inferiores.

Además, según lo anunció el propio Marc Coma, cinco veces campeón en la categoría motos y actual director deportivo de la prueba, el del 2017 será el Dakar más duro desde que se realiza en el lado occidental del Atlántico.

Para ello, Coma y el equipo de reconocimiento de la ASO, entidad organizadora del rally, pasaron varias semanas diseñando las rutas 'in situ', y asegurándose de que tengan un alto grado de dificultad.

Por ello, los participantes no solo deberán enfrentar la humedad de Paraguay cercana al 100%, las altas temperaturas de las etapas en Argentina y el frío y la falta de oxígeno de la altitud en los territorios bolivianos, sino también unos caminos que durante dos semanas exigirán al máximo a las tripulaciones y sus máquinas.

Las limitaciones a la navegación complicarán a los corredores en motos. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Tal es así que en una entrevista reciente, el piloto español Carlos Sainz (Peugeot), ganador del Dakar en el 2010 con Volkswagen, declaró que se prepara para lo peor. "Si Marc dijo que va a ser duro, los que lo conocemos sabemos que será verdad. Él querrá poner su sello en el 2017, porque en el 2016 no tuvo tiempo", declaró el madrileño, que también logró dos campeonatos mundiales de rally.

Y a pesar de que ya ha formado parte del recorrido en tres ediciones anteriores, Bolivia se anuncia como el país que mayores sorpresas tiene reservadas. "Los competidores se verán sorprendidos por los paisajes y por la dificultad de los terrenos. Vamos a descubrir una zona que todo el mundo piensa que ya conoce", dijo Coma respecto de la región de Uyuni.

Cinco días durará el paso del Dakar por suelo boliviano, durante los cuales la organización adelantó que habrá un entorno "muy africano" repleto de dunas. Luego de la etapa seis los participantes tendrán el día de descanso en La Paz, el domingo 8 de enero, a una altitud de 3 600 metros sobre el nivel del mar (msnm), por lo cual la aclimatación de los equipos será clave.

Al final de la etapa siete (maratón), el campamento estará establecido en la ciudad de Uyuni, a 3 200 msnm. Allí las tripulaciones no podrán contar con la asistencia de sus respectivos equipos de abasto, pero sí podrán ayudarse mutuamente para realizar las reparaciones de sus vehículos.

Algunos datos adicionales dan cuenta de la magnitud del Dakar 2017: de las 12 etapas, siete incluirán especiales cronometradas de más de 450 kilómetros; seis etapas se llevarán a cabo a más de 3 000 msnm y las herramientas tradicionales de navegación del Dakar funcionarán con limitaciones.

Esto último quiere decir que se suprimirán algunas funciones del GPS para aportar una mayor emoción y se implementarán puntos de control que, si bien constituyen una pesadilla para los copilotos, garantizan el respeto a las trayectorias e itinerarios establecidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)