6 de enero de 2017 15:50

Parqueaderos: el concreto hecho arte

Car Towers Autostadt, alemania. Foto: Archivo/ CARBURANDO

Car Towers Autostadt, Alemania. Foto: Archivo/ CARBURANDO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Carburando

Los autos son verdaderas obras de arte en las que sus creadores plasman sus ideas más innovadoras en materia de tecnología, eficiencia, desempeño y, por supuesto, diseño. Y aunque la belleza es un concepto muy subjetivo, un auto debe resultar atractivo para una gran cantidad de potenciales compradores, pues su primer contacto con ellos es visual.

Y si los autos deben tener esas características, hubo quienes pensaron que los espacios destinados a albergarlos también podrían tener elementos diferenciadores.

Y sí, la mayoría de edificios de parqueos son construcciones prácticas aunque a la vez grises, frías y carentes de estilo, pero hay algunas que constituyen piezas arquitectónicas de singular espectacularidad, dignas de admiración.

En ciertos lugares del mundo se han construido parqueaderos con identidad propia, mientras que en otros se han adaptado lugares construidos para otros fines.

A continuación presentamos una muestra de los sitios en los que guardar el vehículo puede llegar a ser un deleite para los sentidos.

1. Car Towers Autostadt, Alemania

Innovación
Al estacionamiento de la calle Charles se le conoce popularmente como el rallador de queso, por la forma de los paneles de aluminio que componen su fachada exterior, y porque estos pueden girar en cuatro direcciones para crear un llamativo juego de luces y sombras.

Tiene 10 pisos de altura y capacidad para 520 autos. Esta edificación, construida en el 2008 es una de las más modernas y llamativas de la ciudad de Sheffield.

2. Librería Pública Kansas City, EE.UU.

Librería Pública Kansas City, EE.UU. Foto: Archivo/ CARBURANDO

Librería Pública Kansas City, EE.UU. Foto: Archivo/ CARBURANDO

Tributo
El estacionamiento de la librería pública de Kansas City tiene la fachada de una fila gigante de libros alineados que resulta tan original como simpático.

Los tomos de cada ejemplar miden tres metros de ancho por siete de alto. Son 22 títulos seleccionados por el Consejo de la Biblioteca Pública de la ciudad, luego de acoger una variedad de sugerencias de los usuarios de ese centro.

3. Teatro Michigan Detroit, EE.UU.

Teatro Michigan Detroit, EE.UU. Foto: Archivo/ CARBURANDO

Arte
Este es un parqueadero emplazado dentro de un teatro de estilo renacentista que fue abandonado en los años setenta. Hoy en día es un recinto de estacionamiento épico, pero también un gran ejemplo de la decadencia urbana.

El teatro, a su vez, se construyó en 1926 en el sitio donde Henry Ford abrió su primer taller. Tenía capacidad para 4 000 personas y era un símbolo de la opulencia de la ciudad durante buena parte del siglo XX.

4. Charles Street Parking Sheffield, Inglaterra

Charles Street Parking Sheffield, Inglaterra. Foto:Archivo/ CARBURANDO

Charles Street Parking Sheffield, Inglaterra. Foto:Archivo/ CARBURANDO

Innovación
Al estacionamiento de la calle Charles se le conoce popularmente como el rallador de queso, por la forma de los paneles de aluminio que componen su fachada exterior, y porque estos pueden girar en cuatro direcciones para crear un llamativo juego de luces y sombras.

Tiene 10 pisos de altura y capacidad para 520 autos. Esta edificación, construida en el 2008 es una de las más modernas y llamativas de la ciudad de Sheffield.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)