6 de mayo del 2016   15:20

Elegancia y practicidad, la ­rúbrica de Renault

Renault Sandero. Foto: Pavel Calahorrano y Galo Paguay/EL COMERCIO

Renault Sandero. Foto: Pavel Calahorrano y Galo Paguay/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Cristhian Segarra

La familia Renault en Ecuador empezó su renovación en diciembre del 2015 con la llegada del nuevo Logan. Tres meses después, en marzo, hizo su debut el Duster con una actualización importante en su estética y equipamiento. Finalmente, la oferta de la firma francesa se completó con la presentación de la segunda generación de los modelos Sandero y Stepway, que pudimos conducir en días pasados.

El Sandero se ofrece en dos variantes que se diferencian entre sí por las motorizaciones que equipan y por los accesorios adicionales. Foto: Pavel Calahorrano y Galo Paguay/ EL COMERCIO

El Sandero se ofrece en dos variantes que se diferencian entre sí por las motorizaciones que equipan y por los accesorios adicionales. Foto: Pavel Calahorrano y Galo Paguay/ EL COMERCIO

Precisamente, el flamante Sandero exhibe importantes cambios en su apariencia, heredados especialmente del Logan. En la parte frontal es en donde se registra una mayor evolución. Los faros, la mascarilla y tomas de aire son más estilizadas y modernas.

El habitáculo también se transformó gracias a la inclusión de un volante de nueva factura y un tablero totalmente rediseñado. Los controles del aire acondicionado, luces de parqueo y el radio, que ahora viene incorporado, tienen una nueva disposición que facilita su uso en todo momento.

El Sandero se ofrece en dos variantes que se diferencian entre sí por las motorizaciones que equipan y por los accesorios adicionales. Foto: Pavel Calahorrano y Galo Paguay/ EL COMERCIO

El Sandero se ofrece en dos variantes que se diferencian entre sí por las motorizaciones que equipan y por los accesorios adicionales. Foto: Pavel Calahorrano y Galo Paguay/ EL COMERCIO

Una variación que mejora notablemente la comodidad del conductor y copiloto es la nueva ubicación de los botones que regulan la altura los vidrios. Ahora están colocados a un costado de la manija para abrir la puerta. Sin duda alguna, la mayor herencia que recibe este vehículo, de la generación anterior, es el amplio espacio interior y la mecánica sencilla pero fiable.

El nuevo Sandero equipa un grupo propulsor de 1,6 litros con dos variantes, una de ocho válvulas y otra de 16. La primera genera una potencia final de 85 caballos y un torque de 131 Nm, mientras que la segunda alternativa entrega 105 HP y 145 Nm.

El rendimiento del motor de 1.6L y ocho válvulas, versión que condujimos, tiene un gran reacción a bajas revoluciones. Su desempeño es óptimo en la ciudad y fuera de ella al garantizar un bajo consumo de combustible, reducir las emisiones contaminantes y brindar sensaciones satisfactorias al volante.

En cuanto a la seguridad, el Sandero 2017 dispone de frenos de discos delanteros y traseros de tambor con ABS. También cuenta con airbags para conductor y copiloto.

Por su parte, el Stepway de segunda generación, un modelo derivado del Sandero, también luce una apariencia renovada para un uso ‘off road’ en caminos de segundo orden. Este crossover tiene una mayor altura respecto del piso, protecciones en los pasos de ruedas y soportes en el techo.

El nuevo Stepway incorpora aros de aluminio con una apariencia deportiva y juvenil. Foto: Pavel Calahorrano y Galo Paguay/ EL COMERCIO

El nuevo Stepway incorpora aros de aluminio con una apariencia deportiva y juvenil. Foto: Pavel Calahorrano y Galo Paguay/ EL COMERCIO

El Stepway tiene un motor de 1.6L, de 16 válvulas e inyección multipunto secuencial que puede generar 105 caballos de potencia.

El interior luce un diseño que mejora notablemente cada uno de  sus elementos. Los materiales utilizados son de buena calidad. Foto: Pavel Calahorrano y Galo Paguay/ EL COMERCIO

El interior luce un diseño que mejora notablemente cada uno de sus elementos. Los materiales utilizados son de buena calidad. Foto: Pavel Calahorrano y Galo Paguay/ EL COMERCIO

El interior luce un diseño que mejora notablemente cada uno de  sus elementos. Los materiales utilizados son de buena calidad. Foto: Pavel Calahorrano y Galo Paguay/ EL COMERCIO

El interior luce un diseño que mejora notablemente cada uno de sus elementos. Los materiales utilizados son de buena calidad. Foto: Pavel Calahorrano y Galo Paguay/ EL COMERCIO

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)