24 de junio del 2016    15:40

Dumas le rezó al santo correcto

Las 24 horas de LeMans tuvo un final inesperado en el último giro de la competencia.

Las 24 horas de LeMans tuvo un final inesperado en el último giro de la competencia.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El drama se apoderó de la edición 2016 de las 24 Horas de Le Mans, disputada el fin de semana pasado. Después de una jornada extenuante y llena de emociones, el bólido número 5 de Toyota -que compartieron el japonés Kazuki Nakajima, el suizo Sébastien Buemi y el británico Anthony Davidson- se detuvo inesperadamente en la vuelta 383.

El vehículo de Kazuki Nkajima, piloto de Toyota, debió ser sacado de la pista por el personal de la escudería. AFP

El vehículo de Kazuki Nkajima, piloto de Toyota, debió ser sacado de la pista por el personal de la escudería. AFP

Neel Jani, Romain Dumas y Marc Lieb, del equipo Porsche, festejaron por todo lo alto el triunfo obtenido en la edición 2016 de LeMans. Agencias

Neel Jani, Romain Dumas y Marc Lieb, del equipo Porsche, festejaron por todo lo alto el triunfo obtenido en la edición 2016 de LeMans. Agencias

Tan solo seis minutos de competencia restaban cuando el TSO50 Híbrido perdió potencia y se paró en la zona de garajes. La cómoda diferencia que habían alcanzado los pilotos de la escudería japonesa, de un minuto con treinta segundos, sobre el vehículo de Porsche, se desvaneció de inmediato.

Nakajima, quien estaba al volante del auto en ese momento, debió volver a la pista después de unos instantes para completar el último giro. El piloto demoró 12 minutos en dar la vuelta final y fue descalificado. La amargura de todo el equipo Toyota fue indescriptible en esos instantes. Los rostros largos, las miradas perdidas y las expresiones de tristeza se adueñaron de cada integrante del conjunto japonés.

"No es posible", repitió varias veces el comentarista oficial de la carrera ante un público atónito y paralizado por un final tan insospechado para una carrera tan bien corrida por el TSO50 Híbrido.

Canal: YouTube,   Video: VVC

Para 'consuelo' de Toyota, el auto número 6 consiguió el segundo lugar. No obstante, la escudería perdió la oportunidad más clara que ha tenido de lograr su primera victoria en las
24 Horas de Le Mans.

Wolfgang Ullrich, jefe de motores de Audi, también se mostró sorprendido con lo ocurrido con Toyota. "Nunca viví algo así, qué tragedia", expresó. Gracias al traspié de Nakajima, el piloto francés Romain Dumas, el alemán Marc Lieb y el suizo Neel Jani -a bordo del Porsche 919 Híbrido- pusieron en lo más alto del podio al equipo alemán.

De esta forma, Porsche sumó su victoria 18 en la competición. "Ya no teníamos ninguna esperanza. Estamos emocionados, no podemos expresarlo con palabras. Es un sueño que se ha hecho realidad", comentaron Lieb y Dumas después de la carrera.

Hasta antes de saberse ganadores, el trío de pilotos del Porsche 919 Híbrido, mantuvo un duelo intenso con el Toyota número 6 a lo largo de 5 000 kilómetros.

El Ford GT N° 68, de Dirk Mueller, cruzó la meta y venció en la categoría GTE Pro. Esto marcó el regreso de la marca a la competición. Agencias

El Ford GT N° 68, de Dirk Mueller, cruzó la meta y venció en la categoría GTE Pro. Esto marcó el regreso de la marca a la competición. Agencias

Audi, por su parte, ocupó el tercer y cuarto puestos, manteniendo su récord de estar presente siempre en el podio desde su debut en Le Mans, en 1999.

Otro hecho que cabe destacar fue el regreso con victoria de Ford, en la categoría GTE Pro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)