4 de marzo de 2016 16:06

El Porsche 911 2016 vuelve a ser referente

Ocho ejemplares del flamante 911 fueron puestos a disposición de los periodistas especializados de la región en el autódromo mexicano. Foto: Cortesía Porsche Latin America y Fernando Robayo/ CARBURANDO

Ocho ejemplares del flamante 911 fueron puestos a disposición de los periodistas especializados de la región en el autódromo mexicano. Foto: Cortesía Porsche Latin America y Fernando Robayo/ CARBURANDO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Fernando Robayo

La más reciente edición del Salón del Automóvil de Fráncfort, realizada en septiembre pasado, fue escenario de la presentación mundial de la séptima variante del
Porsche 911, que a su vez es la segunda construida sobre la plataforma denominada 991 por la marca, estrenada en el 2011.

A inicios de febrero, la oficina regional de Porsche organizó el lanzamiento del flamante modelo para América Latina y el Caribe en la Ciudad de México, el cual consistió en varias pruebas dinámicas tanto en pista (dentro del autódromo Hermanos Rodríguez) como en ruta (en la carretera
México - Puebla).

La generación recientemente lanzada del 911 representa la primera en incorporar motores turboalimentados en más de 50 años.  Foto: Cortesía Porsche Latin America y Fernando Robayo/ CARBURANDO

La generación recientemente lanzada del 911 representa la primera en incorporar motores turboalimentados en más de 50 años. Foto: Cortesía Porsche Latin America y Fernando Robayo/ CARBURANDO

Si bien las diferentes condiciones en las que fueron organizados los tests estaban orientadas a evaluar varios aspectos del vehículo, el ejercicio tenía una misma finalidad: comprobar el desempeño, rendimiento y eficiencia optimizados del 911 en relación con el modelo al que reemplaza.

Normal Sport, Sport Plus e Individual son los cuatro modos de operación. Foto: Cortesía Porsche Latin America y Fernando Robayo/ CARBURANDO

Normal Sport, Sport Plus e Individual son los cuatro modos de operación. Foto: Cortesía Porsche Latin America y Fernando Robayo/ CARBURANDO

Los cambios empiezan en el apartado estético, en el que se destacan las entradas de aire más grandes, los faros con nuevas luces para iluminación diurna, la tapa del motor rediseñada con barras verticales y los grupos ópticos traseros más estilizados.

Pese a que los cambios estéticos son mínimos, los detalles revelan su nueva propuesta.  Foto: Cortesía Porsche Latin America y Fernando Robayo/ CARBURANDO

Pese a que los cambios estéticos son mínimos, los detalles revelan su nueva propuesta. Foto: Cortesía Porsche Latin America y Fernando Robayo/ CARBURANDO

No obstante, hay que tener en cuenta que el 911 es un
deportivo clásico, y en tal sentido el fabricante alemán le ha incorporado cambios físicos mínimos a lo largo de sus
53 años, con el fin de mantener intacta su propuesta original.

Eso sí, la mecánica y el equipamiento de cada nueva generación cuenta con la última tecnología disponible, con el fin de mejorar la experiencia de conducción y satisfacer las expectativas de los clientes.

El modelo 911 Carrera mantiene la configuración tradicional de motor bóxer de seis cilindros en
posición trasera, pero reduce su cilindrada a 3.0 litros y compensa el menor tamaño con la incorporación de un sistema biturbo. Gracias a ello declara una potencia máxima de
370 caballos (20 más que el modelo anterior) y 450 Nm de torque (60 más) que se entregan de manera constante entre las 1 700 y 5 000 rpm.

El sistema de frenado está diseñado para evitar colisiones múltiples.  Foto: Cortesía Porsche Latin America y Fernando Robayo/ CARBURANDO

El sistema de frenado está diseñado para evitar colisiones múltiples. Foto: Cortesía Porsche Latin America y Fernando Robayo/ CARBURANDO

Estas modificaciones, sumadas a la caja de cambios PDK de doble embrague y siete relaciones, posibilitan una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos. También reducen el consumo en un 12%. El 911 Carrera ofrece un rendimiento ligeramente superior a los 50 km por galón, muy alto para un vehículo con esas prestaciones.

El alerón trasero regula su apertura para refrigerar el motor.  Foto: Cortesía Porsche Latin America y Fernando Robayo/ CARBURANDO

Por ser un vehículo concebido para las pistas de carreras, hace gala de mucha estabilidad y precisión al realizar cambios de dirección en altas velocidades. Esto, trasladado a la conducción cotidiana, se traduce en altos niveles de confort y placer de conducción.

La conectividad no es ajena al modelo, que incorpora el sistema Porsche Communication Managemement, que mediante una pantalla táctil de 7 pulgadas y un volante multifunción permite acceder a plataformas de información y entretenimiento, así como interactuar con teléfonos inteligentes.

Álvarez Barba, representante de Porsche en Ecuador, ya proporciona información sobre el modelo a quienes estén interesados en traerlo al país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)