16 de octubre del 2015  15:30

La crisis en Volkswagen continúa

Las instalaciones de la marca alemana en Düsseldorf. Sus directivos han ofrecido disculpas a todos sus clientes por este inconveniente.

Las instalaciones de la marca alemana en Düsseldorf. Sus directivos han ofrecido disculpas a todos sus clientes por este inconveniente.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

El escándalo por la instalación de un sistema que manipula la emisión de gases contaminantes en los modelos de diésel de la marca alemana Volkswagen continúa. Recientemente, el fabricante de vehículos con sede en Wolfsburgo llamó a revisión a 1 946 unidades de los modelos Tiguan y Passat, en China.

La firma aseguró que son pocos los ejemplares con este problema en el país, pues ese tipo de tecnología diésel no está muy extendida en el gigante asiático. No obstante, Volkswagen reconoció que cerca de 11 millones de vehículos en todo el mundo equipan el software que manipula los registros de las emisiones.

Las autoridades chinas aseguraron que están muy preocupadas por esta situación, pero que aún no tomarán medidas al respecto. El fabricante germano, por su parte, ofreció disculpas formales a sus clientes, autoridades y empresas asociadas por esta situación. "Volkswagen quiere disculparse sinceramente por los inconvenientes que puedan sufrir nuestros clientes. La empresa hará todo lo humanamente posible para volver a ganarse la confianza de los consumidores", señaló la firma en un comunicado.

Mientras tanto, en Estados Unidos continúan las investigaciones sobre este software y uno nuevo que también actúa en los motores de diésel y que se supone que ayuda a controlar las emisiones en los vehículos, denominado Auxiliary Emissions Control Device.

Estados Unidos. Michael Horn, presidente de Volkswagen en EE.UU., acudió en días pasados ante el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes en Washington y declaró que el sistema ocultaba las emisiones de gases.

Esta información fue revelada por Michael Horn, presidente de Volkswagen en Estados Unidos, después de haberse presentado ante el Congreso de ese país. Por el momento, se desconoce exactamente cuál es la función de este dispositivo y si este también manipula los valores de contaminación de los vehículos.

Sobre esto, Horn explicó que la cooperación de la marca es total en las investigaciones.

"Trabajamos junto con las autoridades para avanzar en el proceso de certificación", dijo el presidente de Volkswagen. En los próximos días se conocerán más detalles sobre este tema.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)