16 de enero de 2015 17:13

Da Costa ganó el GP de Buenos Aires

El piloto francés Niciolás Prost, en su auto Renault, durante la cuarta etapa de la Fórmula E en Argentina.

El piloto francés Niciolás Prost, en su auto Renault, durante la cuarta etapa de la Fórmula E en Argentina.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Carburando
Quito

La cuarta fecha del Campeonato Mundial de la Fórmula E se disputó en Buenos Aires, Argentina, el pasado sábado. Esta fue la segunda y última fecha que se organizó en suelo Latinoamericano y tuvo como triunfador al portugués Antonio Félix da Costa (del equipo Amlin Aguri).

La jornada se desarrolló con un importante marco de público que debió soportar las altas temperaturas de la capital argentina. Pero los 32° no fueron un impedimento para observar a la flamante categoría del automovilismo.

Ya en la pista urbana de Puerto Madero de Buenos Aires, Da Costa, que también disputa el DTM, el campeonato de turismos alemán, debió superar al francés Nico Prost (e.dams), hijo del cuádruple campeón mundial de F1 Alain Prost, que al mismo tiempo se desempeña como jefe de su equipo, y al brasileño Nelsinho Piquet (China Racing), hijo de Nelson, otra leyenda de la categoría reina del automovilismo.

Desde sus inicios, en el programa de pilotos jóvenes de Red Bull, Da Costa ya mostró sus habilidades al volante. Su talento fue observado por las mejores escuderías del planeta e, inclusive, hace dos temporadas su nombre sonó firme para ocupar una plaza en la escudería de la F1, Toro Rosso.

No obstante, este asiento también sonó para el español Carlos Sainz (hijo) y finalmente fue entregado al ruso Daniil Kvyat.

Agradecido con la decisión que tomó, al resolver ser parte de la Fórmula E, el luso dijo en Putrajaya (Malasia), donde debutó en la categoría eléctrica, que este año no era el suyo en la F1 y que estaba feliz en esta categoría.

Aunque su calidad es indiscutible, da Costa no había puesto fin a los problemas que se le habían presentado en competencia para ganar una carrera hasta el Gran Premio de Argentina, en donde triunfó en una prueba emocionante y en la que no tomó el liderato hasta el tramo final.

De esta forma se convirtió en el cuarto ganador en cuatro carreras de este certamen, que tiene como líder al brasileño Lucas di Grassi (Audi Sport ABT), quien abandonó en Argentina después de que se rompiera la suspensión de su vehículo.

Por su parte, el suizo Sebastien Buemi (e.dams) que venía de ganar la última prueba en Punta del Este (Uruguay), y que fue el más rápido en los entrenamientos, se quedó fuera de carrera en la vuelta 24 tras sufrir un accidente. En una maniobra muy rápida golpeó su neumático contra el costado de la pista y quedó fuera de competencia.

El suizo, quien se coronó campeón del mundo de resistencia el año pasado, recorrió los 2 440 metros de la pista en solo 7 milésimas menos que Jaime Alguersuari, que pasó de repetir el séptimo lugar en ambos ensayos libres a compartir primera fila con Buemi.

Gracias a su velocidad, el suizo logró tres puntos con la ‘pole’, en un campeonato que puntúa igual que la F1, con la única diferencia citada anteriormente y la de la vuelta rápida, que añade dos. Esta vez fue Sam Bird (Virgin), séptimo en Argentina, por detrás del brasileño Bruno Senna (Mahindra) y del francés Jean-Eric Vergne (Andretti), el que no le permitió llegar al podio a Alguersuari, pues lo tocó en la rueda trasera e hizo que perdiera el alerón.

Mientras tanto, la carrera acabó pronto para Jarno Trulli, jefe del equipo que lleva su nombre, ya que se accidentó y tuvo que tomar la salida desde el fondo de la parrilla. Por su parte, Di Grassi, quien empezó muy rápido, pasó del quinto lugar en la parrilla a ser segundo en solo 14 vueltas. Pero la alegría no le duró mucho pues sufrió el mismo problema que el indio Karun Chandhok (Mahindra Racing), causante de la entrada en pista del auto de seguridad, que rodó de las vueltas 17 a 22.

Tras la retirada del safety car, cuando todos los contendientes cambiaron de monoplaza, el helvético se equivocó en la chicane y golpeó contra el muro y perdió toda opción.

Di Grassi, con Heidfeld segundo y Da Costa tercero, empezaba a pensar en el título al beneficiarse de la retirada de Buemi pero solo dos giros después rompió suspensión en idéntico lugar. Da Costa fue consistente y gracias a una falta cometida por Heidfeld, el portugués logró la victoria.

Fuentes: Agencias EFE y AFP

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)