15 de mayo de 2015 16:00

El Cobra‘nació’ en una impresora

El vehículo luce en su mascarilla el nombre del Laboratorio Nacional de Oak Ridge. Además, su apariencia es similar a la del modelo original. Fotos:www.motorpasion.com

El vehículo luce en su mascarilla el nombre del Laboratorio Nacional de Oak Ridge. Además, su apariencia es similar a la del modelo original. Fotos:www.motorpasion.com

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Redacción Carburando

Uno de los modelos más famosos y exitosos de Shelby, el Cobra, cumplirá 50 años de existencia próximamente. Es por eso que el Laboratorio Nacional de Oak Ridge, perteneciente el Departamento de Energía de Estados Unidos, decidió crear una réplica de este vehículo en sus instalaciones.

La impresora durante el proceso de creación de ciertas piezas.

La impresora durante el proceso de creación de ciertas piezas.

Pero la creación de este laboratorio no es una simple copia, pues ‘nació de las entrañas’ de una impresora con tecnología 3D, denominada BAAM (Big Area Additive Manufacturing). Además, mediante este tributo también se pretendió dar a conocer las ventajas de esta nueva máquina.

Elementos como la carrocería, el chasís, la mascarilla, los reposacabezas, y muchos otros, fueron fabricados en la impresora con plástico reforzado y fibra de carbono. Para lograrlo, el aparato utilizó tecnología 3D para representar espacialmente la figura y las dimensiones del automotor.

El proceso de producción total del auto tardó 24 horas, aproximadamente, y luego requirió de un proceso de acabado de las piezas. Ingenieros del laboratorio debieron lijar las partes para que tuvieran un acabado perfecto y pudieran ensamblarse en el Shelby.

La mascarilla después de haber sido impresa en el laboratorio.

La mascarilla después de haber sido impresa en el laboratorio.

Ciertos componentes del bólido, como el motor, no fueron producidos por la impresora debido a su complejidad y a los materiales que se emplean en su construcción. Aunque parezca increíble, el vehículo funciona como cualquier otro.

Gracias al propulsor eléctrico que equipa, capaz de generar 136 HP, el Cobra puede pasar de 0 a 100 km/h en tan solo cinco segundos. Estas cifras son alcanzadas gracias al peso de todo el conjunto, cifrado en 635 kilogramos.

Cada una de las partes del auto fue lijada y pulida a mano.

Cada una de las partes del auto fue lijada y pulida a mano.

Según los creadores de este tributo al Cobra, esta tecnología de impresión en 3D ayudaría a las marcas a reducir el tiempo y los gastos durante la producción de maquetas, prototipos o moldes de vehículos nuevos. Por ahora, los diseñadores e ingenieros modelan los prototipos con aluminio, plastilina u otros materiales similares, algo que podría revolucionarse con la nueva impresora BAAM, que por ahora sigue en etapa de pruebas.

Fuente: www.motorpasion.com

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)