7 de abril de 2017 15:50

Porsche y Toyota están listos para el Campeonato Mundial de Resistencia (WEC)

El sistema de tracción total será una de las ventajas del Porsche 919 Hybrid LMP1 en el 2017. Foto: www.autobild.com

El sistema de tracción total será una de las ventajas del Porsche 919 Hybrid LMP1 en el 2017. Foto: www.autobild.com

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Carburando

El abandono de Audi en el Campeonato Mundial de Resistencia (WEC, por sus siglas en inglés) dará paso a una nueva disputa por el título de la categoría. La batalla por ser el mejor será entre Porsche y Toyota.

El equipo alemán defenderá el título conseguido en la edición pasada, mientras que los japoneses buscarán la victoria que les ha sido esquiva hasta ahora. Las dos escuderías probarán sus nuevos bólidos durante las prácticas en el Circuito de Monza este fin de semana.

El nuevo Porsche 919 Hybrid LMP1 ya fue presentado hace pocos días en el trazado italiano. Una de sus principales modificaciones, respecto a su predecesor, es que el frontal no estará muy elevado. Su diseño se vuelve más sencillo pero gana en desempeño aerodinámico.

Según explicaron los ingenieros de la escudería germana, la nueva apariencia del frontal trata de evitar la acumulación de residuos de cualquier tipo y de reducir la sensibilidad del vehículo a los cambios bruscos de dirección en cada maniobra.

El diseño lateral también fue optimizado. En estas zonas del bólido se observan retrovisores incorporados a los pasos de rueda. Además, la silueta del 919 Hybrid LMP1 se vuelve más estilizada. "Entre el 60 y el 70% del vehículo es de nuevo desarrollo para la temporada 2017. El concepto básico del monoplaza tiene como objetivo optimizar componentes y mejorar aún más su eficiencia", dijo Andreas Seidl, director del equipo y director técnico.

El flamante motor del TS050 Hybrid optimiza la eficiencia térmica. Foto: www.autobild.com

El flamante motor del TS050 Hybrid optimiza la eficiencia térmica. Foto: www.autobild.com

Mecánicamente, el 919 Hybrid es el ejemplar que recupera energía durante la aceleración, además de hacerlo durante la frenada. De esta forma, el propulsor de más de 900 caballos (662 kW) obtiene el mayor beneficio posible de la tracción generada cuando el auto acelera a la salida de las curvas.

A decir de la escudería, el monoplaza dispone de 400 caballos de potencia extra en el eje delantero, lo que lo convierten en un vehículo de tracción total. El equipo teutón tendrá a Neel Jani, André Lotterer y Nick Tandy en el primer auto. En la segunda unidad estarán Timo Bernhard, Earl Bamber y Brendon Hartley.

Por su parte, Toyota también presentó su monoplaza en Monza, el TS050 Hybrid LMP1. Este ejemplar incluye importantes cambios mecánicos en su sistema de propulsión. El motor V6 turbo de 2,4 litros fue mejorado para generar una mejor compresión. También, incluye un bloque y una cámara de combustión nuevos.

A esto se le suma un conjunto de baterías de ion-litio más eficiente y un sistema de recuperación de energía (que se mantiene dentro de la clase híbrida de 8MJ) más eficientes. Gracias a esto, el TS050 será capaz de generar una potencia de   1 000 HP.

El conjunto japonés también mejoró los dos kits aerodinámicos que permite usar la reglamentación. La configuración que utilizarán los asiáticos será la misma que emplearon el año pasado en Le Mans, de baja carga.

El bólido, además de ser ligero, estrena un nuevo diseño frontal. Allí se destaca la presencia de un 'splitter' que se eleva 15 mm. En la parte lateral se incluyeron nuevos pontones que fueron diseñados para aprovechar mejor el flujo de aire y conseguir más agarre trasero.

El sistema híbrido fue optimizado. Este redujo su tamaño y peso, especialmente de las unidades generadoras. Las baterías de ion-litio de alta potencia también fueron mejoradas para garantizar una mejor entrega de potencia al sistema propulsor.

Fuente y fotos: www.autobild.com

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)