3 de julio de 2018 12:29

El capitán nigeriano jugó durante el Mundial mientras su padre estaba  secuestrado 

Mikel John Obi, jugador de Nigeria en el Mundial Rusia 2018. Foto de la cuenta Twitter @mikel_john_obi

Mikel John Obi, jugador de Nigeria en el Mundial Rusia 2018. Foto de la cuenta Twitter @mikel_john_obi

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia DPA

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

MUNDIAL RUSIA 2018

El padre del capitán de la selección de Nigeria, John Obi Mikel, fue secuestrado mientras su hijo estaba disputando el Mundial de fútbol de Rusia, informó hoy el propio futbolista, que destacó que su progenitor se está recuperando con su familia tras haber sido liberado por las autoridades.

Pa Michael Obi, padre del jugador del Tianjin Teda de la Superliga china, fue liberado el lunes tras un tiroteo entre las fuerzas de seguridad y los secuestradores, informó hoy la policía del estado Enugu, en el sudeste de Nigeria. Tanto Obi como su chofer fueron liberados sin haber sufrido lesiones.

En sus redes sociales, ObiMikel agradeció el accionar de la policía, que recuperó ileso a su padre tras las "torturas esta semana". En declaraciones al diario "TheGuardian", el ex futbolista del Chelsea confesó que se había enterado del secuestro de su padre unas cuatro horas antes del trascendental partido ante Argentina, pero no había avisado nada por temor a que le ocurriera algo. "Jugué mientras mi padre estaba en manos de los bandidos. Me dijeron que matarían instantáneamente a mi padre si informaba a las autoridades o se lo contaba a alguien", comentó el futbolista de 31 años. "Tuve que suprimir el trauma. No sabía qué hacer, pero al final supe que no podía dejar tirados a 180 millones de nigerianos", añadió Obi Mikel, que fue titular en el partido que Argentina venció 2-1 a Nigeria y que impidió que las "super águilas" avanzaran a los octavos de final.

Pa Michael Obi y su chofer fueron secuestrados a finales de junio en una carretera cercana a la ciudad de Enugu, informó la policía. Los secuestradores exigieron un rescate de 10 millones de nairas (unos 28.000 dólares). Si bien los medios locales aseguraron que se pagó un rescate, la policía descartó esa versión. Por el momento, no se informaron detenciones relacionadas con el caso. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)