7 de March de 2010 00:00

El capitán Luna volvió a ser el hombre fuerte de la Ecuatoriana de Fútbol

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El capitán (r) Vinicio Luna mantiene un estrecho vínculo con la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF). El mismo que lo llevó a ser coordinador de selecciones... Aún organiza las agendas de viajes de la Selección, asesora en la elaboración de los calendarios de los campeonatos nacionales de las series A y B'

El militar retirado, de 46 años, es uno de los hombres de más confianza del presidente de la FEF, Luis Chiriboga.

“Le pedimos a ‘Vini’ que nos organice una reunión con cebiches. Él siempre nos colabora”, comentó Chiriboga, la mañana del viernes 26 de febrero, en la inspección de la construcción de la Casa de la Selección, en el nororiente de Quito.

Hoy están lejanos los duros momentos que Luna vivió en 2006. Ese año fue detenido en su domicilio por la Policía. La Fiscalía lo investigó por incluir en las listas oficiales de viaje de la selección a personas extrañas a la FEF. Luego, fue sentenciado por tráfico ilegal de personas desde Ecuador hacia EE.UU. y estuvo un año detenido.

Tres años después, el nexo con la Ecuafútbol se reacomodó, es más parece haberse reforzado.“Siempre dicen: llamen al capitán Luna. Pídanle esto y lo otro”, admite Víctor Molina, ex presidente del Azogues.

Molina pidió la exclusión de Luna de todos los organismos de la Federación, en 2007. “Él mantiene una injerencia igual a la del Presidente o del Secretario. No entendemos por qué”.

El capitán en servicio pasivo entra y sale de todas las oficinas de los organismos de la Federación. Lo hace cada martes cuando acude a la reunión del Comité Ejecutivo de este organismo como delegado de la Universidad Católica, equipo del que es coordinador desde 2007.

También es miembro de la Comisión de Planificación de la FEF y por eso, todos los años, elabora el calendario y el sistema de juego del Campeonato . Sus propuestas fueron aceptadas en 2008, 2009 y 2010.

En 2007, después de cumplir su condena de un año, elaboró el calendario de juego de la Serie B. Mientras pagaba su pena, era consultado permanentemente por los empleados de la Comisión de Selecciones. “Eso era una extensión de las funciones. Él nunca se desligó de la Federación y sus directivos lo permitieron. Organizaba los viajes de la Selección desde la cárcel”, denuncia Eduardo Granizo, ex presidente del Olmedo, quien fue suspendido 5 años por la FEF.

El ex militar dice que las consultas se deben a su experiencia en esas gestiones. Y que sus colaboraciones son por las funciones que desempeña en la Católica.

Mientras estuvo encerrado en la Cárcel 4, la Federación anunció su liquidación del cargo de coordinador general de Selecciones, el 31 de marzo de 2006.

Sin embargo, posteriormente Luna recibió pagos por vacaciones. Según documentos oficiales en poder de este Diario, la FEF primero le entregó USD 27 432, como parte de honorarios de vacaciones. Luego hay otro desembolso, por USD 11 300, con el mismo rubro de honorarios (el 7 de agosto de 2006).

Luna y la FEF sostienen que los pagos fueron una liquidación por sus servicios de empleado del organismo deportivo, antes de estar preso.

Durante las Eliminatorias al Mundial de Sudáfrica 2010, coordinó los viajes de los invitados por los auspiciantes a los partidos de la Selección. Acompañó a la delegación al partido contra Uruguay en Montevideo y dispuso la logística de traslado de los hinchas que ganaron el viaje en una promoción de una telefónica de celulares. Les organizó tours en la capital uruguaya durante los dos días de estadía.

El ex coordinador dice que “le piden asesorías en la Federación y él las realiza”.Pero sus nexos van más allá. Su agencia de viajes Moon Travel fue una de las beneficiadas para la adquisición de entradas para el partido que Ecuador jugó contra Colombia, en la ciudad de Medellín, el 10 de abril de 2009.

Luna adquirió 1 100 boletos. “Ahora me dedico a los tours de los partidos de la Selección o de otros equipos que participen en torneos internacionales. También organizo tours internos con los familiares de los seleccionados”, admite Luna.

Como pez en el agua

Luna llega a Guayaquil los martes en la tarde, entre las 15:00 y las 16:00. Desde la recepcionista, pasando por los guardias y los dirigentes de clubes, le dicen el ‘Capi’.

Usualmente sube directamente al segundo piso de la FEF e ingresa a las oficinas de la Comisión de Selecciones, donde constantemente conversa con Pedro Mauricio Muñoz, quien lo reemplazó en el cargo de coordinador general de las selecciones.

El martes 23 de febrero, por ejemplo, pasó por las oficinas de tesorería donde conversó con el tesorero Hugo Mora. Luego bajó al primer piso e ingresó a la reunión de la Comisión Disciplinaria, donde se trataba la sanción al estadio Monumental.

Estuvo en esta reunión -según sus declaraciones- para conocer la resolución de la FEF, debido a que existía la posibilidad de que la Católica organice un doblete en el Atahualpa con Barcelona.

A diferencia de otros dirigentes, tiene libre acceso a la presidencia de la FEF. El 2 de marzo ingresó a la oficina de Chiriboga mientras se cumplía la sesión del Directorio. Estuvo desde las 17:30 hasta las 20:00, minutos antes del inicio de la reunión del Comité Ejecutivo. Según un empleado que pidió reserva, Luna “tiene acceso libre a todas las oficinas por orden de Chiriboga”.

Su opinión es fundamental cuando los clubes de la serie A y B solicitan cambiar las fechas de los partidos. Él, que se ubica en los costados de la mesa principal, analiza el calendario y le da la vía libre al Comité Ejecutivo para que acepte o no los pedidos. Esto, precisamente, hizo el martes pasado cuando los dirigentes del Deportivo Quito solicitaron que el partido de la sexta fecha se jugase el lunes 15 de marzo porque el 11 se enfrentarán al Internacional de Porto Alegre, por la Copa Libertadores. Luna dijo que el cambio era posible.

Su relación con la FEF se expande a otros ámbitos. Él ayudó en la preparación del concierto de Marc Anthony y de Willie Colón, organizado por Chiriboga, en 2005. Esa vez, coordinó la seguridad. También participaron Hugo Macías, utilero de selecciones menores, y Stalin Paredes, chofer de Francisco Acosta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)