16 de diciembre de 2017 00:00

Los canteranos de Liga de Quito ganan espacios con Pablo Repetto

Djorkaeff Reasco (izq.) y William Ocles jugaron juntos en el partido ante Clan Juvenil

Djorkaeff Reasco (izq.) y William Ocles jugaron juntos en el partido ante Clan Juvenil. Foto: Vicente Costales/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 11
Redacción Deportes
(D)

El técnico Pablo Repetto solicitó que los partidos de la Reserva de Liga se jueguen el sábado al mediodía, en vez del domingo por la mañana. Al unirse al equipo, hace cuatro meses, pidió a los dirigentes que hicieran ese cambio en los encuentros de local.

Lo hizo por dos razones. Primero, quería tener tiempo para ver de cerca a los juveniles en acción, puesto que los domingos habitualmente se encontraba concentrado con los jugadores de la Primera. También quería hablar directamente con Miguel Bravo, entrenador de la Reserva.

Con ello, desde hace cuatro meses, se volvió habitual ver al uruguayo y a sus asistentes en los graderíos de la cancha principal del Complejo de Pomasqui, durante los encuentros.

A él lo acompañaban sus asistentes Óscar Quagliata, Roberto Teixeira y Franklin Salas en los graderíos. “Los profesores venían a ver todos los juegos. Repetto siempre me preguntaba por los jugadores que se encontraban en buen nivel”, cuenta Bravo.

Desde entonces, ambos entablaron comunicación constante. Cuando Repetto descartaba a jugadores para los cotejos de la Serie A, los enviaba al torneo de la Reserva. Ronie Carrillo, Édison Carcelén y Henry Quiñónez fueron algunos de los descartados.

En ocasiones, Anderson y Jhojan Julio y el delantero Djorkaeff Reasco y William Ocles también fueron a la Reserva. Sin embargo, permanecieron más tiempo con el charrúa. Los cuatro son formados en la cantera de la ‘U’.

Anderson debutó en el 2015, mientras que Jhojan lo hizo el año pasado. Pero este año tuvieron más opciones de jugar. El DT charrúa primero se fijó en Anderson Julio, quien se ganó la titularidad luego del irregular desempeño de Jonathan González como extremo derecho. Pero, hace tres meses, el imbabureño sufrió la rotura de un ligamento, en una práctica.

Ante este contratiempo, el técnico dio chance a Jhojan. De él destacó su velocidad y desborde, dos características que aprecia mucho para imponer su estilo de juego. “Son jugadores que han tenido espacio por sus condiciones”, recalcó el entrenador uruguayo.

“Tratamos de apoyarnos siempre que uno de los dos juega. No existe envidia, sino alegría por el hermano”, expresó Anderson, quien ya se recuperó de la lesión.

Reasco, en cambio, recién tuvo oportunidad de jugar hace tres semanas, tras las lesiones de los atacantes estelares Hernán Barcos, Juan Luis Anangonó y Carrillo. En su estreno, hizo un gol ante el Cuenca.

La semana pasada, el atacante de 18 años, quien es hijo de Néicer Reasco, marcó ante el Clan Juvenil. “Son oportunidades que debo aprovechar con tranquilidad”, dijo con timidez el quiteño. Aseguró que recibe el apoyo de su progenitor para consolidarse en el club, aunque también tiene opciones de ir al Gremio para realizar una pasantía, en el 2018.

William Ocles, de 19 años, se estrenó en la A, la semana pasada. Al igual que ‘Djorka’, marcó un gol en ese compromiso. Él es uno de los cerca de 180 jugadores de las divisiones juveniles de la ‘U’. Aspira a consolidarse en Primera.

En las últimas tres semanas, Repetto también llevó a Primera a Gregory Anangonó. Junto a él, practicaron Jair Villena y Kevin Minda, quienes también quieren debutar en la Casa Blanca, como ya lo hicieron Reasco y los Julio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (0)