15 de julio de 2014 07:45

'Todos somos campeones del mundo', dice Löw a los hinchas alemanes 

El seleccionador alemán, Joachim Löw (d), y su asistente Hansi Flick celebran la Copa del Mundo con los cientos de miles de aficionados que recibieron al combinado alemán en la Puerta de Brandeburgo en Berlín (Alemania), hoy, martes 15 de julio de 2014.

El seleccionador alemán, Joachim Löw (d), y su asistente Hansi Flick celebran la Copa del Mundo con los cientos de miles de aficionados que recibieron al combinado alemán en la Puerta de Brandeburgo en Berlín (Alemania), hoy, martes 15 de julio de 2014. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 15
Contento 0
AFP
Berlín

El seleccionador de Alemania, Joachim Löw, compartió el trofeo de la Copa del Mundo de fútbol ganado en Brasil-2014 con los hinchas germanos que se juntaron en Berlín para recibir al equipo al declarar “todos somos campeones del mundo”.

“Debo agradecer a todos los hinchas en Alemania. Sin ustedes no estaríamos acá. Todos somos campeones del mundo”, afirmó Löw desde el escenario montado delante de la Puerta de Brandeburgo, frente a más de 250 000 personas que deliraron con la llegada de sus estrellas que le dieron al país su cuarta corona mundial.

Vestidos con pantalones deportivos y camisetas negra con un gran número uno delante, los jugadores de la “Nationalmannschaft” se presentaron luego sobre un escenario de unos 30 metros de largo instalado delante de la Puerta de Brandeburgo.

Bastian Schweinsteiger apareció envuelto en una bandera alemana, dijo unas palabras y luego fueron pasando sus otros compañeros, hasta que por fin salió a escena el capitán de la Mannschaft, Philipp Lahm, quien levantó el trofeo delante de una multitud que vibró como nunca en los últimos 24 años, desde aquel último título mundial en Italia-1990.

Los jugadores de la selección alemana celebran la Copa del Mundo con los cientos de miles de aficionados que les recibieron en la Puerta de Brandeburgo en Berlín (Alemania), hoy, martes 15 de julio de 2014. Foto: EFE

Los jugadores de la selección alemana celebran la Copa del Mundo con los cientos de miles de aficionados que les recibieron en la Puerta de Brandeburgo en Berlín (Alemania), hoy, martes 15 de julio de 2014. Foto: EFE

“Desde que era un niño que sueño con esto”, declaró Lahm, agradeciendo al público por su enorme apoyo. “¡Qué ambiente que hay aquí. Muchas gracias a cada uno de ustedes”, apuntó el lateral derecho.

Los jugadores también rindieron homenaje a Miroslav Klose, quien a sus 36 años se convirtió en el máximo artillero de la historia de los Mundiales (16 goles). “Miro Klose, Miro Klose”, cantaron frente a un público que les festejó todo tipo de bromas que hicieron los futbolistas en el escenario.

“Esto es genial, es un momento increíble”, dijo el atacante Lukas Podolski. “Estamos muy orgullosos de lo que hemos hecho. Por fin hemos ganado (la Copa del Mundo). Estamos orgullosos de los hinchas”, señaló por su parte el defensor Peer Metersacker.

Mario Goetze (i-d) Kevin Grosskreutz y Lukas Podolski celebran la Copa del Mundo con los cientos de miles de aficionados que recibieron al combinado alemán en la Puerta de Brandeburgo en Berlín (Alemania), hoy, martes 15 de julio de 2014. Foto: EFE

Mario Goetze (i-d) Kevin Grosskreutz y Lukas Podolski celebran la Copa del Mundo con los cientos de miles de aficionados que recibieron al combinado alemán en la Puerta de Brandeburgo en Berlín (Alemania), hoy, martes 15 de julio de 2014. Foto: EFE

Uno de los más esperados fue Mario Gotze, autor del tanto que dio el título a la Mannschaft el domingo en Río ante Argentina (1-0 en alargue). “Es un sueño ” , dijo el jugador de 22 años del Bayern Múnich. “Jugamos un torneo asombroso. Tengo un sentimiento increíble”, añadió el nuevo dios del fútbol de la Mannschaft.

“Buenos días Berlín, estoy orgulloso de ser berlinés”, exclamó el defensa Jérôme Boateng, quien creció en la capital y eligió jugar por la Mannschaft, mientras su hermano Kevin-Prince optó por Ghana, país de su padre.

Los jugadores terminaron bailando abrazados en el escenario de 30 metros instalado delante de la Puerta de Brandeburgo para la ocasión, uniéndose en un abrazo imaginario con los hinchas, que les festejaron a los jugadores todo tipo de bromas y “ delirios ” que hicieron empujados por la alegría, como por ejemplo emular a bandas de rock o amagues de saltos hacia la multitud, que recibió balones pateados por la Mannschaft como premio extra.

“¡Así es como gana Alemania, así es como gana Alemania!”, cantaron al unísono.

El plantel germano desplegó una bandera en la que se leía “Obrigado Fans” (Gracias hinchas, en portugués, idoma del país anfitrión del torneo) y otra en la que decía “el cuarto título es suyo”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)