10 de June de 2013 00:49

Los cambios ayudaron a clasificar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En la última semana de marzo del 2005, las conversaciones entre el técnico Luis Fernando Suárez y su asistente Armando Osma eran constantes y podían alargarse hasta la madrugada.

Ecuador estaba por medirse a Paraguay en el estadio Atahualpa y el equipo se encontraba prácticamente armado. Solo una duda inquietaba a los profesionales colombianos. ¿Estaba Luis Antonio Valencia listo para jugar como titular desde el inicio? El 'Toño' tenía entonces 19 años, era la joven y prometedora figura de El Nacional, equipo al que le había ayudado a ganar partidos en base a violentos remates desde fuera del área. Jugaba como volante cinco o también como ocho en el equipo dirigido entonces por el paraguayo Éver Almeida.

Un día antes del partido ante los paraguayos (27 de marzo), Suárez y su asistente se decidieron: Valencia iría a la cancha junto con Édison Méndez como volantes de ataque. El resto de la historia es conocido. Cual guión de película, el joven de Lago Agrio marcó dos goles en un partido que fue decisivo para la clasificación de la Tricolor.

Ecuador perdía 2-0 en los 30 primeros minutos del partido. Suárez se acercó a su asistente en búsqueda de un consejo para realizar un cambio. Pero la respuesta de Osma fue negativa y mostró su libreta de nota con indicadores válidos: el equipo tricolor había generado seis opciones de gol. Su recomendación fue no cambiar nada. El tanto iba a llegar.

En ese mismo primer tiempo, Méndez y el debutante Valencia empataron el partido y en el segundo tiempo un aluvión tricolor destrozó a los paraguayos con otros tantos de Méndez, Valencia y un penal convertido por Marlon Ayoví. El 'Chocolatín', quien ahora tiene una escuela de fútbol en Guayaquil, recuerda que él era el encargado de cobrar los penales en esa Selección.

"Agustín (Delgado) me quería quitar el balón, pero yo me tenía fe y además a mí me tocaba cobrar. Le pegué como siempre le pegaba, fuerte y después salí corriendo a celebrar. ¡Fue una locura!".

Para Ayoví, quien estuvo en los Mundiales 2002 y 2006, esa victoria en Quito fue clave para la clasificación. En la siguiente doble jornada, la Tricolor de Suárez mantuvo su andar exitoso: empató 2-2 en Perú y se impuso 2-0 a la Argentina de José Pekerman.

Un equipo que tuvo como consigna rejuvenecerse Armando Osma dirige actualmente al Macará de Ambato, también condujo al Manta y al Aucas. Recuerda su paso por la Selección como uno de los momentos trascendentales de su carrera. ¿Qué fue lo más importante de ese equipo? El profesional colombiano no lo duda. Para él, lo fundamental en ese proceso fue la renovación a la que se sometió el equipo.

Luis Fernando Suárez asumió el equipo a mediados de año, tras la renuncia de Hernán Darío Gómez, luego de la Copa América. Una de sus principales misiones fue cambiar a la vieja guardia de la Tri: Álex Aguinaga, José Cevallos, Cléver Chalá ya no fueron llamados y eso posibilitó la consolidación de talentos como Valencia, Christian 'Diablito' Lara y un tal Christian 'Chucho' Benítez.

La renovación se dio, pero los líderes del equipo seguían siendo los históricos: Iván Hurtado, Agustín Delgado, Ulises de la Cruz (los tres ahora asambleístas por Alianza País). Ellos llevaban la voz cantante e incluso participaban en las negociaciones de los premios.

En la efervescencia de aquella clasificación al Mundial, el cineasta Felipe Terán realizó el documental 'Mete gol gana', una producción que habla de fútbol, de sueños y realizaciones. Tres de los personajes eran De la Cruz, 'Toño' Valencia y el 'Chucho', entonces jugadores de El Nacional.

En una parte del documental, De la Cruz se queja de que la Ecuafútbol aún no le había pagado los premios por haber alcanzado los octavos de final del Mundial. Terán cuenta que el diálogo se dio en la ciudad inglesa de Birmingham, en donde el lateral carchense jugaba. En la plática aparecía un silencioso Valencia, que solo asentía ante cada reflexión del experimentado Ulises.

Las escenas mostradas en 'Mete gol gana' demuestran la relación que tenían en la Selección del 2006 los experimentados con los jóvenes. "Éramos una gran familia, realmente si bien había líderes como Agustín, Iván y Ulises, todos estábamos en condición de opinar", relata Marlon Ayoví.

La Tricolor de Suárez se clasificó al Mundial en la penúltima fecha del premundial. El 8 de octubre, tras empatar 0-0 con Uruguay, los históricos y los jóvenes del equipo lograron el objetivo.

El partido clave

La Tricolor consiguió ante Paraguay su sexta victoria en las eliminatorias al Mundial de Alemania. Antes se impuso a Venezuela, Colombia, Bolivia, Chile y Brasil.

El delantero Otilino Tenorio (+) participó en el juego ante los guaraníes en Quito. En el 2005, militaba en El Nacional y estaba cumpliendo una gran labor en la Tri, pero falleció en mayo de ese año.

Los jugadores Edwin Tenorio,  Giovanny Espinoza y Luis Caicedo recibieron tarjetas amarillas por Ecuador. En tanto, Diego Gavilán y Denis Canisa de Paraguay también fueron amonestados en el cotejo.

Curiosidades

Hernán 'Bolillo' Gómez comenzó el proceso, pero Luis Suárez clasificó al equipo

Por primera vez en eliminatorias, la Selección contó con dos entrenadores: Hernán Darío Gómez y Luis Suárez (foto). Este último asumió la dirección a mediados del 2004.

Suárez,  el asistente Osma y el preparador físico Oswaldo García fueron contratados, tras la Copa América de Perú. Allí, el 'Bolillo' renunció por los malos resultados.

La fase premundial fue el proceso en el que la Selección ganó más partidos como local: en el estadio Atahualpa logró siete victorias. Dos de ellas, con Hernán Gómez como DT.

En el proceso eliminatorio, la Tri se impuso por primera vez a Colombia en Quito

Con goles de  Agustín Delgado y Franklin Salas (foto), la Selección se impuso por 2-1 a Colombia en este proceso. Fue la primera victoria ante los 'cafeteros' en Quito.

Iván Kaviedes y Agustín Delgado comandaron el ataque de la Tri, aunque también tuvieron actividad jugadores como los esmeraldeños Félix Borja y Carlos Tenorio.

Venezuela le propinó la derrota más abultada. El cuadro llanero se impuso por 3-1, el 14 de octubre del 2004. En el juego de ida, la Selección venció por 2-0.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)