26 de junio de 2014 19:59

Lo bueno, lo malo y lo rescatable de la Tricolor

El ecuatoriano Carlos Gruezo es el más joven del grupo E. Foto: El Comercio

El ecuatoriano Carlos Gruezo es el más joven del grupo E. Foto: El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 2
Indiferente 12
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Deportes 
deportes@elcomercio.com
Logo MUNDIAL 2014

El final del Mundial para Ecuador también expone la necesidad de reconstruirse para afrontar la próxima eliminatoria sudamericana, en busca de la clasificación para Rusia 2018.

En Brasil, el combinado dirigido por Reinaldo Rueda tuvo más errores que aciertos, que derivaron en su eliminación, a pesar de haber dejado una buena imagen en su último encuentro contra Francia.

A la luz quedaron expuestos el bajo nivel que atraviesan jugadores claves en la ofensiva como Jefferson Montero, Felipe Caicedo y Antonio Valencia; la carencia de defensas centrales de jerarquía como en su tiempo lo fueron Geovanny Espinoza e Iván Hurtado; estos, sumados al predecible sistema táctico de la Tricolor, que solo inquietó a Honduras.

Pero no todo fue negatividad, el combinado también mostró aspectos positivos como la confirmación de Énner Valencia y Alexander Domínguez como nuevas figuras del equipo, más las posibles nuevas transferencias internacionales de algunos seleccionados.

Tres entrenadores comparten sus análisis y todos coinciden en la necesidad de mejorar la infraestructura de las canchas en los clubes para proyectar talentos.

Adicionalmente, los técnicos consideran que con el recambio adecuado, Ecuador tiene posibilidades de luchar por una clasificación para el Mundial del 2018. Pero, debe mejorar su producción ofensiva.

Carlos Calderón, técnico de Espoli, destaca como positiva la aparición de nuevos jugadores con buen nivel durante el Mundial de Brasil. “Hay que pulirlos, trabajarlos para aprovecharlos en el futuro. Una renovación es lo más justo”, expresó.

El estratega hace referencia a lo que mostraron seleccionados como Énner Valencia, Juan Carlos Paredes, Carlos Gruezo y hasta el golero Alexander Domínguez.

El técnico de la Universidad Católica, Jorge Célico, en cambio, considera que la participación en el torneo fue digna, en la que quedó fuera por desaciertos. “España e Italia tuvieron salidas más vergonzosas por lo que representan”, aseveró el argentino. En el camino, la Tri cayó apretadamente con Suiza, venció a Honduras y cerró con un empate con el letal combinado francés.

Héctor González, que dirige al equipo de Reserva del Olmedo riobambeño, destaca pocos aspectos positivos. “Lo mejor fue la revelación de Énner Valencia, más la aparición de Carlos Gruezo (juvenil). De ahí, pare de contar”.

En este aspecto, Calderón lamentó que no se haya podido superar o igualar lo logrado en Alemania 2006. “Siempre se aspira a mejorar cuando se compite. En lugar de avanzar, retrocedimos”.

El entrenador también cuestionó la conformación de las nóminas de convocados y las alineaciones, “el hecho de no ser claros, de no ser transparentes”. Además de que, ante el bajo desempeño de referentes como Antonio Valencia, por ejemplo, “no se supo aprovechar a aquellos jugadores que podían aportar algo diferente. Tiene que ver con decisiones internas que no son claras”.

Para Célico, lo negativo es la eliminación porque no se consiguió un objetivo como en el 2006, debido a las individualidades. “Se esperaba mucho de Antonio en realidad”.

González lamentó la presentación táctica del combinado tricolor. “No se vio una intención de ganar ante Francia. Honduras también fue complejo”, analizó. Y coincidió en que los referentes ofensivos del seleccionado fueron poco aporte. “Es un torneo corto y hay que salir siempre a ganar”.

“Hay que dar un giro en la Selección”, indicó el DT Calderón. Recordó que en anteriores procesos siempre debieron quedar al margen jugadores que han cumplido su ciclo, pero que se ha hecho de manera tardía, como ocurrió con Iván Hurtado, Geovanny Espinoza, Marcelo Elizaga, etc. Ahora hay que “empezar ya con nuevos prospectos para los procesos venideros”.

Para Célico, esta eliminación permite que el combinado trabaje más en mejorar su infraestructura, proyectar más talentos, en la readecuación de canchas y estadios. “Volvieron a ver, a palpar cómo son las instalaciones modernas de otros países. Eso también contribuye en la formación de talentos”.

Sobre el futuro de la Selección, el ‘Pipa’ González sostiene que la Ecuafútbol debe apuntalar sus proyectos en categorías menores. Apoyar a los clubes para que estos nutran de futbolistas al torneo, “tal como lo hace actualmente Independiente del Valle”, ejemplificó el entrenador. Mientras que para la nueva eliminatoria hay talentos que pulir como Gruezo, Júnior Sornoza, Fernando León...

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)