4 de agosto de 2014 00:00

Bryan de la Torre: 'En Barcelona, todos tienen apodos'

Bryan de la Torre
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 0
Ronald Ladines.  Redactor

El volante Bryan de la Torre es el más bromita del equipo torero 

Usted juega con la camiseta número 2, pero ahora se lo ve con 17 ¿por qué?
Ese número lo usa Penilla (Cristian) desde que llegó a Barcelona. Él es mi gran amigo y convenimos alternar nuestros números para los partidos que vienen después, es algo entre nosotros.

¿El DT no les dice nada por el cambio?
No creo que sea un tema de preocuparse porque solo es un número. Además es algo que no impide el reglamento; nosotros cumplimos con dar lo mejor en la cancha sea cual sea el número que llevemos en la espalda.

¿Es cierto que también cambiaron sus vehículos?
Sí (sonríe). La amistad de nosotros es fuerte y nos tenemos confianza, por eso hicimos lo de los números y hoy cambiamos los carros. Es un afecto que no queríamos que se quede solo en la cancha, por eso hicimos lo de las camisetas, para que lo vean todos.

¿Y si lo llegara a chocar?
No para nada. Soy muy responsable en ese sentido, confío en que él también va a cuidar mi carro. Por esas cosas de la vida y el trabajo ahora también somos vecinos, vivimos cerca, así que no creo que haya problemas por los vehículos.

Cambiaron la camiseta y el carro. ¿Qué más podrían cambiar?
Nada más (suelta la carcajada). No hay que irse por otro lado. Solo unas cuantas cosas materiales, pero de ahí nada más; repito, somos buenos amigos y nos respetamos como profesionales.

¿Se conocían antes?
Él recién llegó aquí la temporada pasada, pero lo que la gente no sabe es que Penilla se probó en Barcelona en la Sub 15 (2006). Como yo estaba ya en el equipo desde esa época, pudimos hacer una buena amistad, desde entonces; luego él se fue a buscar oportunidades en otros clubes y yo me quedé y por esas cosas del fútbol nos reencontramos en la plantilla principal.

¿Es cierto que le dicen el ‘Calidoso’ por dar mucho cariño’?
Es una palabra que salió de mi barrio, tiene que ver con la calidad. Un amigo que vive cerca de mi casa comenzó a decirme así. Un día traje esa palabra a los entrenamientos y ya se quedó entre nosotros; los del equipo y hasta ustedes de la prensa ya me llaman así cuando hay alguna novedad. Pero soy el que pone el calor y las bromas.

¿Esto nació por sus habilidades en la cancha o por alguna anécdota?
Esto me lo empezó a decir un amigo porque dijo que yo era buena persona. De ahí también se complementa con lo que se pueda hacer en la cancha, con la pelota en los pies. Eso es una palabra que la utilizamos en varios sentidos. Es decir, antes de ser un buen jugador, debemos ser buenas personas.

Usted suele molestar a sus compañeros con bromas, ¿cuál de ellos cae con más frecuencia?
En estos días le hice le bromas a Velasco (Pedro) y no lo dejé tranquilo en las prácticas en toda la semana. Me gusta gastarle bromas a todos mis compañeros. No se me escapa nadie. Aclaro que lo hago sin rebasar los límites del respeto para no afectar la convivencia porque somos una familia y nos vemos a diario.

¿Entonces es su manera de romper el hielo?
Sí claro, me gusta mantener un ambiente alegre, no solo para mí sino para todo el grupo. Imagínese una practica donde todos estén serios, eso no es fútbol. Lo que me gusta es que cada día sea diferente para no caer en la monotonía. Yo tengo afinidad con todos los compañeros.

¿Y a usted no le han puesto algún apodo?
No soy el único bromista. Aquí todos tratamos de llevar una buena relación. Hasta ahora no me han puesto ningún apodo, o, al menos, no me he enterado, solo lo de calidoso. Yo sí he puesto sobrenombre a algunos.

¿A quiénes?
Eso no puedo decir. Prefiero que eso se quede entre nosotros, los de la plantilla. Lo que si puedo contar es que en Barcelona todos tienen apodos, en su mayoría puestos por mí, pero no puedo dar los nombres.

Pero dicen sus compañeros, que si usted no cae, resbala...
Me han hecho muchas bromas, pero no pesadas. Todos los compañeros coincidimos en que un ambiente de camaradería bueno, pero tampoco por eso hay que abusar porque ya todos somos adultos. Las bromas son buenas siempre y cuando no le faltes al respeto al otro.

Hoja de vida
Bryan de la Torre

Origen:  Nació en Guayaquil el 11 de enero de 1991. Tiene 23 años. Mide 1,70 metros.
Trayectoria:  El volante realizó su carrera en Barcelona. Debutó con el primer plantel en el 2009. Jugó por Ecuador en el Mundial Sub 20 de Colombia en el 2011. Ese mismo año, debutó con la Tricolor en un amistoso ante Costa Rica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)