31 de January de 2014 07:00

Bruno Mars, U2 y el concurso de anuncios: el otro Super Bowl

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los muchos millones de personas que verán el domingo el Super Bowl sin gustarles el fútbol americano desearán que llegue el descanso del partido, momento en el que actuarán Bruno Mars y Red Hot Chili Peppers, U2 presentará el single de su primer disco desde 2009 y las marcas mostrarán sus anuncios más ingeniosos.

Como los jugadores, Mars, quien seguro cantará su famoso Locked out of Heaven, se enfrentará la noche del domingo en Nueva Jersey al problema del frío, ya que se esperan temperaturas muy por debajo de los cero grados centígrados.

"Cuando agarro el micrófono, ¡está congelado!", destacó el cantante el jueves tras los primeros ensayos. "Pondremos calefactores en todas partes", reveló como solución.

El hawaiano parece tener todo controlado, incluido su peinado: "Tengo toneladas de laca". "Espero poner a la gente a bailar y hacerla sonreír. En el escenario somos nosotros y nuestros intrumentos. Espero que sea suficiente", dijo Mars, descartando trapecios y demás espectáculos.

Le basta su voz y su banda. Fue Mars quien eligió a Red Hot Chili Peppers como compañeros de escenario. Es posible que el frío impida que los roqueros actúen sin camiseta, como acostumbran.

"Es un honor compartir esto con ellos, son una de mis bandas favoritas", afirmó el artista que sucede a Beyoncé, cuya explosiva actuación fue para muchos la causa del apagón en el Super Bowl del año pasado en Nueva Orleans.

Antes de que Mars, los Red Hot y Queen Latifah tomen el escenario, la cantante de ópera Renee Fleming entonará junto a la orquesta sinfónica de Nueva Jersey el himno de los Estados Unidos como prólogo al partido entre Denver Broncos y Seattle Seahawks.

No acabará ahí el capítulo musical de un espectáculo que volverá a reunir a más de 100 millones de estadounidenses frente al televisor, lo que lo convierte en el gran programa del año y en una excusa para devorar toneladas de pizza, pollo frito y cervezas.

Y es que de algún modo también actuará U2. El grupo irlandés estrenará durante los anuncios su nuevo tema, Invisible. La canción estará disponible para la descarga gratuita en Internet las 24 horas siguientes.

Bank of America donará un dólar por cada descarga hasta dos millones. El dinero irá a RED, una organización fundada por Bono, líder del grupo, para combatir el sida, la tuberculosis y la malaria.

Se espera que en el anuncio se revele la fecha de lanzamiento del nuevo disco, el primero desde 'No Line on the Horizon' en 2009. Difícilmente será U2 de lo que más se hable en el inoficial concurso de anuncios en el que se ha convertido el Super Bowl.

Las firmas han pagado hasta USD 4 millones por 30 segundos de espacio televisivo. Animalitos que despiertan ternura y humor son las grandes apuestas de los creativos, además de famosos como Scarlett Johansson y Laurence Fishburne.

La cervecera estadounidense Budweiser no apelará en esta ocasión al macho, sino a corazones más sensibles con la amistad entre un perro cachorro y un caballo, mientras que la firma de cereales Cheerios vuelve a retratar una familia interracial como el año pasado.

Fishburne será de nuevo Morfeo, su famoso personaje en la saga de ciencia ficción 'The Matrix', para la automotriz Kia. Por su parte, Jaguar apuesta por la estética James Bond.

Volkswagen se reirá de la fiabilidad alemana dando continuidad al humor con el que triunfó en 2012 con el niño vestido de Darth Vader.

Ya ha causado polémica el anuncio de Soda Stream protagonizado por Scarlett Johansson, cuyas referencias a Coca-Cola y Pepsi serán censuradas en la versión para el Super Bowl.

Además, la actriz ha dejado su cargo honorífico como embajadora de la ONG Oxfam, que criticó que Johansson promocionará una firma israelí asentada en el territorio palestino de Cisjordania.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)