26 de marzo de 2015 09:50

Brasil-Francia, dos grandes del fútbol se reencuentran en Saint-Denis 

Los entrenamientos de la Selección de Brasil. Foto: EFE

Los entrenamientos de la Selección de Brasil. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA
París

La Selección brasileña de fútbol iniciará hoy, 26 de marzo, su preparación hacia la Copa América con un clásico del fútbol mundial ante Francia, un equipo que en las últimas décadas se convirtió en uno de los más duros rivales de la "verdeamarela".

El partido se jugará en el Stade de France, estadio que en 1998 fue escenario de la conquista del único título mundial de Francia, con un triunfo por 3-0 precisamente sobre Brasil.

El conjunto sudamericano, liderado entonces por el exastro Ronaldo, tenía al actual seleccionador Carlos Dunga como capitán del equipo. Neymar, la máxima estrella de la actual "seleçao", tenía solamente seis años entonces, pero guarda vivos recuerdos de esa final en Saint-Denis, al norte de París. "Me acuerdo muy bien de los tres goles de Francia. Todos se quedaron tristes en mi casa".

Antes de la victoria en la final de Francia 1998, los "Bleus" ya habían eliminado a Brasil del Mundial de México 1986, al imponerse en penales en cuartos de final. Además, volvieron a frustrar el sueño de los sudamericanos en Alemania 2006, cuando ganaron por 1-0 en esa misma instancia.

Para Neymar, la rivalidad entre Brasil y Francia representa una motivación adicional, aunque negó que se trate de una revancha. "A mí me gusta jugar partidos así, con dos grandes selecciones, estadio lleno, en la casa del adversario. Será un partidazo, pero no tiene nada que ver con 1998. Esa historia ya es pasado. Brasil es pentacampeón".

Los dos equipos buscarán mañana mantener la racha positiva iniciada después del Mundial de Brasil 2014, en el que los anfitriones fueron eliminados en semifinales al caer por 7-1 ante Alemania, y Francia se despidió en cuartos, al ser derrotada por 1-0 también por el equipo germano, a la postre campeón.

Después del Mundial, el equipo galo logró seis victorias en seis partidos, incluyendo rivales fuertes como Francia y Portugal, al igual que Brasil, que el año pasado derrotó a todos sus adversarios, entre ellas la "archirrival" Argentina.

Para el técnico Dunga, el choque con Francia, así como el amistoso del domingo con Chile, en Londres, representan una oportunidad para definir la formación del plantel que llevará a la Copa América que se jugará a mediados de año y también una prueba importante con miras a la disputa de las eliminatorias sudamericanas hacia el Mundial de Rusia 2018.

No obstante, el seleccionador no podrá tener a su fuerza máxima en los próximos amistosos, a raíz de las ausencias por lesión de dos importantes titulares, como lo son el defensor David Luiz y el delantero Diego Tardelli. David Luiz será reemplazado mañana por otro veterano, Thiago Silva, compañero suyo en el Paris Saint-Germain, mientras que el sustituto de Tardelli será probablemente el joven Roberto Firmino, del Hoffenheim alemán, considerado como una promesa del fútbol brasileño.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)