14 de abril de 2018 00:00

El ‘Expreso’ Marín y el ‘León’ Mina se enfrentan en el Julio César Hidalgo

El venezolano Luis José Marín se entrena en el gimnasio Hiit para la pelea de los pesos completos. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

El venezolano Luis José Marín se entrena en el gimnasio Hiit para la pelea de los pesos completos. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Álex Puruncajas. Redactor(D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El choque de los puños de Luis José Marín contra una manopla que sostiene su entrenador, José Arroyo, resuena en el gimnasio Hiit, en el norte de Quito. De fondo, una animada canción de pop, Alive with the glory of love, incentiva al púgil venezolano.

Sus golpes los acompaña con gritos y eso pone en alerta a otros boxeadores. Marín, de gran estampa, mide 1, 86 m y pesa 100 kg. Tiene 30 años y, al igual que miles de venezolanos, dejó su país en busca de una mejor calidad de vida y vino a Quito.

Hoy (14 de abril del 2018) estará en la pelea estelar de la Batalla por Quito, velada que se inicia a las 19:00, en el Julio César Hidalgo. Su rival será el ecuatoriano Jean Carlos ‘León’ Mina.

Marín trabajaba en Pdvsa  de Venezuela, pero indica  “que la situación se puso complicada”. Emigró a la capital a mediados del año pasado, para hallar trabajo en otra empresa petrolera.

Los días pasaban hasta que, una vez, vio la fachada del gimnasio. Se acercó, pidió trabajo y habló de su experiencia amateur. El ‘Expreso’, así le pusieron para promocionar su carrera, contó que fue seleccionado y que ganó una presea de oro en la serie  mundial, en La Habana, Cuba.

También que fue convocado por su país para las eliminatorias para conformar el equipo para los Juegos Olímpicos Río 2016. “Sufrí un atraco y no pude ir a esas eliminatorias”, dice y dirige su mano a uno de sus pómulos, donde tiene una cicatriz que -dice- le dejó el incidente.

En el gimnasio le pusieron a prueba. Después de unos días pasó a ser entrenador.

Pero también le incentivaron a que peleara. “Me dije: no está mal esa oportunidad y la tomé con decisión”. En su primera lid en Ecuador, ya como profesional, se impuso ante Darwin Arboleda. También se ha enfrentado a Domingo Mina y Aníbal Abad.

En estos duelos ha mostrado su estilo: es un peleador que se caracteriza por sus golpes contundentes. En cambio, su rival de esta noche, tiene más técnica. Mina le advirtió que no es mejor boxeador, él “que solo golpea y emplea la fuerza”. Puso de ejemplo a Floyd Mayweather.

Pero Marín se tiene fe. Pelea por su hijo Adrián Alejandro, quien está en su país.

Otro de los duelos estelares serán entre Jhosep Vizcaíno, la ‘Chica de Oro’, y Silvia ‘Pantera’ González, por los 53 kg. La general cuesta USD 10, palco USD 15 y ring side USD 25.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)