28 de noviembre de 2014 17:47

BMW hizo gala de sus vehículos

Los conductores debieron superar diferentes pruebas a lo largo de la pista del exaeropuerto Mariscal Sucre de Quito, el pasado fin de semana. Foto: Carburando

Los conductores debieron superar diferentes pruebas a lo largo de la pista del exaeropuerto Mariscal Sucre de Quito, el pasado fin de semana. Foto: Carburando

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Carburando

El pasado fin de semana se llevó a cabo el BMW Roadshow 2014, en las instalaciones del parque Bicentenario, al norte de la capital.
Los modelos más exitosos de la firma, tanto en automotores como en motocicletas, fueron parte de esta jornada, marcada por la adrenalina y la diversión.

Los asistentes pudieron conducir los modelos Serie 3 ActiveHybrid, X5 xDrive 35i y el X3 xDrive 28i. Pero no fue una simple prueba de conducción, ya que los participantes tuvieron difíciles retos que superar. El día empezó con una breve inscripción para conducir uno de los modelos antes mencionados.

Más tarde, cada conductor recibió una breve charla sobre la correcta posición de manejo, algo en lo que muchas personas se equivocan. Este requisito fue fundamental, ya que conducir un auto de altas prestaciones conlleva una gran responsabilidad.

El siguiente paso, ya a bordo del vehículo, fue una vuelta de reconocimiento en la que el experto dio recomendaciones sobre las tres pruebas que se debían superar. La primera fue un corte de carril brusco, que puede ocurrir en el día a día. A una velocidad de 60 km/h, los ‘pilotos’ debían frenar a fondo y realizar un giro. Allí se demostró el alto desempeño del sistema de frenado.

La siguiente prueba consistía en realizar un eslalon (zigzaguear entre varios conos dispuestos de manera regular). En esta parte de la ruta, los conductores podían evidenciar la buena estabilidad de cada uno de los autos y su adhesión al piso.

Finalmente, una curva sinuosa a gran velocidad esperaba a los participantes. A pesar de la falta de experiencia de algunas personas, se pusieron a prueba los sistemas de asistencia de conducción que equipan los vehículos.

Con este evento, Álvarez Barba, representante oficial de la marca en el país, busca acercar su cartera de productos a sus clientes de forma interactiva. Diego Galindo, gerente comercial de Álvarez Barba, asegura que lo más importante para la firma es que sus clientes conozcan las características de sus modelos. “Lo diferente de este tipo de eventos es el formato que utilizamos, aquí no solo son entregados los autos a los participantes, sino que los instruimos con pilotos profesionales, certificados por BMW. En las pruebas que realizan ponen a prueba los vehículos y sus capacidades”, aseguró Galindo.

Por su parte, las motocicletas también tuvieron su espacio en este evento. Los dueños de motos de la marca recibieron dos días de entrenamiento básico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)