6 de mayo de 2016 10:57

Tras pelea en el vestuario de Bayern, Guardiola busca conquistar la Liga 

El director técnico del Bayern, Pep Guardiola (c), y su jugador Franck Ribery (i) discuten con Juanfran del Atlético en Múnich (Alemania). Foto: Peter Kneffel/ EFE

El director técnico del Bayern, Pep Guardiola (c), y su jugador Franck Ribery (i) discuten con Juanfran del Atlético en Múnich (Alemania). Foto: Peter Kneffel/ EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 2
Agencia DPA

 El Bayern Múnich buscará conquistar mañana, 7 de mayo del 2016, el cuarto campeonato consecutivo de Liga y dejar atrás la decepción sufrida por la tercera eliminación consecutiva en las semifinales de la Liga de Campeones.

El plantel de Múnich aún tiene dos títulos nacionales por conquistar tras ver esfumadas las ilusiones de conseguir el segundo trébol y el único al mando del entrenador español, quien hoy (6 de mayo) no ocultó su enojo por una filtración a la prensa sobre una pelea en el vestuario tras el partido de Champions contra el Atlético Madrid.

El diario de masas 'Bild' da cuenta hoy de una agria discusión de Guardiola con el cuerpo médico del Bayern. Según esta versión, el catalán le echó en cara la demora en la recuperación de algunos jugadores y puso de ejemplo al uruguayo Diego Godín, que volvió rápidamente a las filas del Atlético tras una lesión.

Al parecer, los fisiterapeutas reaccionaron airados y la cosa casi va a las manos de no ser porque se interpuso el francés Franck Ribéry. "La gente que habló quiere disparar contra mí. Esto ha pasado muchas veces en estos tres años", sostuvo el entrenador.

Guardiola dijo que comprobó que las informaciones del vestuario se colaban hacia afuera una y otra vez y aseguró que esto nunca le había pasado en el Barcelona. "Normalmente lo que pasa en el vestuario queda en el vestuario", fue categórico. "La gente que habló quiere disparar contra mí, pero no se dan cuenta de que están golpeando al equipo y al club. Yo ya no estaré la temporada próxima, pero ellos sí se quedan (...) Siempre quiero lo mejor para el club, quiero que los jugadores vuelvan lo antes posible", señaló el perfeccionista Guardiola.

Le quedan dos semanas de trabajo y tres partidos con opción de alzarse con dos títulos. Mañana, el Bayern se verá las caras con el ascendido Ingolstadt a la espera de poder alzarse con el título liguero número 26 y marcar un nuevo récord de cuatro Ligas al hilo. "No va a ser fácil", estimó Guardiola, también aludiendo a la desilusión del plantel tras el choque con el Atlético.

"Teníamos mucho entusiasmo de llegar a la final de la Liga de Campeones". Aún así, el doblete es un premio consuelo a la altura de los bávaros. "Tenemos dos objetivos por cumplir en esta temporada. Espero que ganemos los tres partidos y que podamos festejar el campeonato y la conquista de la Copa", dijo el delantero Robert Lewandowski, quien en lo personal aspira a coronarse máximo goleador de la Bundesliga. El Ingolstadt, cuyo técnico Ralph Hasenhüttl dirigirá la próxima temporada el aspirante a primera RB Leipzig, no se lo quiere poner fácil. "No queremos que un equipo de afuera festeje en nuestro campo el campeonato", dijo el atacante Stefan Lex. El Bayern se consagrará campeón si gana en Ingolstadt o si el escolta, Borussia Dortmund, a cinco puntos de distancia, no consigue superar al atribulado Eintracht Frankfurt.

El Dortmund está en buena forma tras golear por 5-1 al Wolfsburgo la semana pasada, pero el Frankfurt, actual antepenúltimo, ha mejorado sus posibilidades de mantenerse en primera en las últimas fechas. El Frankfurt es parte de un amplio grupo que lucha por evitar el descenso que abarca desde el penúltimo Stuttgart hasta el undécimo Hamburgo.

El Stuttgart recibe al Mainz en busca de poner fin a una racha de malos resultados que culminaron en el festival de 6-2 que le infligió el Werder Bremen el lunes pasado. La victoria permitió al Bremen avanzar del puesto 17 al 15 y salir por lo menos de momento de la zona roja. El equipo del peruano Claudio Pizarro se ve las caras con el local Colonia. "Seguimos en la lucha contra el descenso y no estamos salvados pese a que mejoramos nuestra situación", admitió el capitán Clemens Fritz.

El ascendido Darmstadt viaja al campo del Hertha Berlín, que cayó al quinto puesto y quiere recuperar una plaza de acceso a la Liga de Campeones. El Hoffenheim, por su parte, tiene la ocasión de completar su transformación al mando del joven técnico Julian Nagelsmann asegurándose la permanencia en terreno del colista Hannover.

El Hamburgo también puede conseguir un lugar seguro en su duelo contra el visitante Wolfsburgo. El Augsburgo se medirá con el Schalke, mientras que el Borussia Mönchegladbach hará lo propio con el Bayer Leverkusen, que ya tiene firme en sus manos el tercer puesto y el pase a la rueda clasificatoria de la Liga de Campeones. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)