14 de abril de 2015 11:02

Las pelotas paradas generan problemas a Barcelona SC

Barcelona Sporting Club

Barcelona Sporting Club ha recibido 4 goles de pelota parada en las últimas dos semanas. Foto referencial: Paúl Rivas/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 2
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 23
Ronald Ladines

En un lapso de nueve días, Barcelona Sporting Club recibió cuatro goles de pelota parada, que le significaron su eliminación de la Copa Libertadores, ante Libertad, y dos derrotas en el torneo local, ante Deportivo Quito.

Ayer, 13 de abril, el gol cayó en el último minuto del encuentro ante la AKD. Cristhian Cuero cabeceó dentro del área, tras un centro de Richard Calderón. El atacante capitalino logró anotar, sobre la marca de Matías Oyola.

“Es difícil saber como se entrenan las pelotas paradas en Barcelona, porque lo hacen a puerta cerrada, pero algo mal se debe estar haciendo”, manifestó Washington Muñoz, quien fue figura de Barcelona en la década de los 70 y que ahora funge como entrenador en las escuelas formativas de la Prefectura del Guayas.

Criticó que un jugador de baja estatura, como Oyola, se haya ubicado en el centro del área para rechazar un tiro de esquina.

Con él coincidió Ricardo Armendáriz, quien culpó al estratega Rubén Israel, por la falta de coherencia en la ubicación de los jugadores. A su parecer, Marlon de Jesús o José Perlaza, ambos de mayor estatura, debieron ubicarse en ese lugar para rechazar.

La toma de marcas en las pelotas detenidas es un problema en Barcelona. Deportivo Quito aprovechó dos cobros libres para ganar el pasado 5 de abril en el estadio Monumental; cuatro días después, Libertad también sacó ventaja con una jugada de este tipo.

Según los dos estrategas, los problemas pasan por la disposición táctica para los jugadores de mayor estatura. Eso sería responsabilidad del estratega, quien es el encargado de pulir esos errores, durante la semana de trabajos.

Armendáriz también extendió que Barcelona maneja una plantilla extensa, con jugadores individualmente desequilibrantes. El conflicto de resultados se generarían por la falta de juego colectivo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (1)