21 de December de 2014 22:25

La avenida Víctor Emilio Estrada vibró con la final

En la Víctor Emilio Estrada el movimiento comercial se intensificó desde las 14:00. Foto: Evelyn Tapia/ EL COMERCIO.

En la Víctor Emilio Estrada el movimiento comercial se intensificó desde las 14:00. Foto: Evelyn Tapia/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 7
Evelyn Tapia

A lo largo de la avenida Víctor Emilio Estrada, en el norte de Guayaquil, los conductores ayer hicieron sonar los pitos de sus vehículos cada vez que ondearon las banderas de sus equipos. En las esquinas, los vendedores gritaron: “Lleve las de Barcelona, lleve las de Emelec”.

El movimiento comenzó a las 14:00. Los peatones -que lucían colores azul y amarillo-, los himnos de las barras en parlantes colocados en los exteriores de locales y las banderas de los equipos colgadas de ventanales de casas evidenciaban el ambiente de fútbol.

En Urdesa, en la calle Víctor Emilio Estrada, vendedores como Jaime Guamán colocaron perchas desde las 10:00 para vender las camisetas de los equipos.

El número de ventas fue menor en relación a la primera final del 17 de diciembre en la mañana, pero Guamán confió en que esto mejoraría cerca de la hora del cotejo. “Si Barcelona gana, esto revienta en ventas, porque son las que más se comercializan. Hasta ahorita he vendido unas 40 de Barcelona, pero traje 300”, dijo el comerciante.

En esa misma calle, Gustavo Mora vendió banderas. Mora es barcelonista “a muerte”, y estaba convencido de que su equipo alcanzaría la copa con un gol de Ismael Blanco. “Estamos aquí desde las 11:00. No se ha vendido mucho porque hay demasiada competencia, pero ya ha de comenzar a venir más gente”, comentó.

Es que la Víctor Emilio Estrada suele atraer a los fanáticos del fútbol en este tipo de eventos por la cantidad de locales de comida y bares que concentra. Aunque está prohibida la venta de licor, en los establecimientos se dieron modos para atraer a los clientes con promociones.

En el local La Esquina de Beto, en la que se venden mariscos, Lucía Véliz, administradora, contó que ofrecen un plato gratis por cada dos que se compren.

“Desde la semana pasada ya teníamos reservaciones. En el partido anterior esto se repletó. Esta vez esperamos que sea igual”, mencionó Véliz. Añade que en el sitio observó el encuentro en una pantalla de 50 pulgadas.

En el cangrejal de Fa también esperaban un “lleno total” durante la final. El sitio tiene una capacidad para 200 personas, pero en el primer partido recibieron hasta 500, tanto que algunas tuvieron que ver el juego de pie. “La promoción que ofrecemos es de siete cangrejos por USD 10”, contó Dickson Caicedo, administrador del lugar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)