8 de May de 2015 12:28

Espacio y seguridad, lo básico en el auto de mamá

En la búsqueda de un vehículo nuevo o usado, las ‘reinas del hogar’ apuntan a cualidades puntuales

En la búsqueda de un vehículo nuevo o usado, las ‘reinas del hogar’ apuntan a cualidades puntuales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Carburando

En el transcurso de las últimas décadas, las mujeres han ido conquistando espacios en todos los ámbitos de la sociedad, en busca de una anhelada y justa igualdad de género y oportunidades.

Pero, a pesar de ello, muchas mujeres no han renunciado a sus roles de esposas, madres y amas de casa, que deben combinar con sus actividades fuera del hogar.

En las sociedades modernas, y especialmente en las ciudades grandes, hace tiempo que los vehículos dejaron de ser posesiones suntuarias para convertirse en soluciones a los requerimientos de movilidad cotidiana.

Y son las madres quienes por lo general atienden muchas de esas necesidades de transporte, para lo cual requieren vehículos con características muy específicas.

Una cualidad muy valorada por muchas ‘jefas de familia’ es la habitabilidad. Para ellas un vehículo de uso diario debe ser lo suficientemente espacioso para que la familia viaje cómoda y que las pertenencias de cada uno de sus miembros (juguetes, útiles escolares, equipaje, etc.), así como las compras del supermercado puedan ser acomodada sin problemas en el maletero.

La protección de todos los miembros de la familia es una de las mayores preocupaciones.

La protección de todos los miembros de la familia es una de las mayores preocupaciones.

Es importante también que hayan múltiples compartimentos portaobjetos repartidos por toda la cabina, pues es una característica muy práctica que contribuye a mantener el orden y la organización en el interior del vehículo.

Sin embargo, la necesidad de amplitud no necesariamente se traduce en unas generosas dimensiones exteriores. No pocas madres prefieren los autos compactos, por aspectos tales como su mayor agilidad para moverse en el tráfico urbano, su mayor facilidad de parqueo y su economía en cuanto a consumo de combustible.

En esta categoría se inscriben varios tipos de vehículos que ofrecen esas cualidades. Entre los principales se encuentran los compactos con carrocería ‘hatchback’ (algunos cuentan con maleteros de muy buena capacidad), los sedanes y los SUV compactos.

Otra cualidad a la que las madres le asignan un gran valor es la seguridad, pues se preocupan mucho por el nivel de protección que un vehículo pueda ofrecer a sus ocupantes ante la eventualidad de un accidente de tránsito.

Dispositivos de seguridad activa y pasiva tales como frenos ABS, barras de protección en las puertas, airbags y fijaciones para sillas de niños, entre otros, son cada vez más apreciados por las compradoras de vehículos que tienen familia.

En este apartado sí se prefieren modelos más grandes, pues la percepción establece una relación directamente proporcional entre el tamaño de los vehículos y el nivel de seguridad que brindan.

SUV, todoterreno y minivan entran en esta categoría. No obstante, en la elección también juegan otros factores como ciertas preferencias específicas y, por supuesto, la capacidad económica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)