27 de marzo de 2015 15:56

El vehículo urbano ideal

En ciudades con altos niveles de tráfico, los compactos son muy prácticos para la movilización y el parqueo.

En ciudades con altos niveles de tráfico, los compactos son muy prácticos para la movilización y el parqueo.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Carburando

Tradicionalmente, los compactos han sido los autos preferidos por los habitantes de las ciudades con altos niveles de tráfico y escasos espacios para el parqueo. Esto debido a cualidades tales como su maniobrabilidad, su bajo consumo de combustible y sus dimensiones reducidas.

No obstante, en los últimos 15 años los compactos experimentaron una evolución significativa en términos de diseño, motorización y equipamiento. Los modelos actuales, aunque conservan el concepto original, son muy diferentes de los que el mercado ponía a disposición de los usuarios hasta hace menos de dos décadas.

Por pertenecer a un segmento de acceso, los compactos no eran objeto de un grado de desarrollo paralelo al de los vehículos de gamas superiores. Sus evidentes limitaciones los hacían más asequibles para los compradores tanto de ejemplares nuevos como usados.

Pero cuando la mirada de los consumidores volteó hacia ese segmento por motivos como la saturación del tráfico en las grandes urbes, los niveles de contaminación ambiental y los altos precios de los combustibles, la industria automovilística encontró la oportunidad de potenciar a un tipo de vehículo que había sido postergado.

Nuevos diseños más atractivos que mejoraban la habitabilidad, motores más potentes y a la vez ahorradores de combustible, mayor dotación de dispositivos orientados a la seguridad y el confort de los ocupantes, son solo algunas de las innovaciones aplicadas a los primeros modelos, que posteriormente se convirtieron en un estándar dentro del segmento.

Tal es así que ciertos elementos que antes no estaban disponibles ni de manera opcional, ahora forman parte del equipamiento básico de la gran mayoría de modelos compactos, incluyendo a los más económicos.

Dirección hidráulica, bloqueo central de puertas, limpiaparabrisas y desempañador posterior y un radio con CD y puertos de conexión para dispositivos externos son algunos ejemplos de ello.

Si bien la tendencia de la industria automovilística en materia de motorización es ofrecer propulsores más potentes, pero con menor consumo y emisiones contaminantes en todos los segmentos, el de los compactos sigue siendo el líder indiscutible en esos aspectos.

Con un rendimiento que puede llegar a los 80 kilómetros por galón de combustible, ciertos modelos constituyen una gran alternativa de movilidad económica y respetuosa del medioambiente.

Respecto del espacio interior, los compactos modernos han mejorado mucho respecto de sus incómodos predecesores de hasta hace relativamente poco tiempo.

El mayor espacio para las piernas, los hombros y la cabeza de los pasajeros, especialmente de los del asiento posterior, es una constante en los modelos que componen ese sector del mercado.
Asimismo, los ingenieros y diseñadores realizan un cálculo milimétrico para optimizar el espacio destinado al equipaje.

Es común ver que ciertos modelos actuales, con dimensiones reducidas, hacen gala de maleteros con mayor capacidad que los de modelos anteriores más grandes. Los compactos de hoy en día ofrecen mucho más de lo que su tamaño sugiere.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)