20 de noviembre de 2015 00:00

Sebastián Merchán exhibirá su clase en cuatro carreras

El piloto ecuatoriano corre mañana y el domingo en el Mundial Super Trofeo Lamborghini,  junto con su equipo Bonaldi. Foto: Xavier Caivinaguia / EL COMERCIO

El piloto ecuatoriano corre mañana y el domingo en el Mundial Super Trofeo Lamborghini, junto con su equipo Bonaldi. Foto: Xavier Caivinaguia / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Manuel Quizhpe
Cuenca

Sebastián Merchán terminó ayer con el séptimo mejor tiempo en la primera práctica de la serie final del Mundial Super Trofeo Lamborghini. La prueba se corrió en la pista de Sebring, Estados Unidos, bajo una temperatura de 30°centígrados.

Pasado el mediodía, el ecuatoriano posó para la foto oficial y por la tarde, desde las 15:30, corrió la segunda práctica. Su padre, Miguel Merchán, anticipó la posibilidad de lluvia para los días de competencia. “Eso complicaría la planificación del equipo”.

El progenitor del automovilista de 27 años contó a este Diario, desde Sebring, que 64 pilotos de Europa, Asia y Estados Unidos son rivales de su hijo. “Sebastián corre bajo la versión Europa, porque nuestro ‘team’ es Bonaldi Motorsport”. Es el ­único sudamericano inscrito.

El derecho para participar en esa carrera la obtuvo luego de ganar la válida que se cumplió en Nurburgring, Alemania, en septiembre. Su preparación física y de gimnasio, realizada en los últimos dos meses en Cuenca, apunta a subirse al podio.

En su muro de Facebook, el corredor cuencano también se refirió al calor y a la humedad. Además, escribió sobre el cambio de superficies entre asfalto y cemento, que afecta a la adherencia del neumático. “La pista no está al 100%, ya que en ciertas curvas hay ondulaciones”.

Con las dos prácticas de ayer, de 60 mi­nutos de duración cada una, Merchán quedó listo para la prueba de clasificación, que se corre esta mañana.

Mañana y el domingo, en cambio, se correrá la serie final del Mundial Super Trofeo Lamborghini. Allí intervendrán 64 rivales, donde se destacan automovilistas de Canadá, Puerto Rico, Italia Alemania, Francia, Inglaterra, China, Japón, Malasia, los anfitriones, entre otros.

Hace dos años llegó a la Academia de la Ferrari, siendo campeón del Panam GP Series Latinoamérica 2012. Ahora, su meta es obtener el título de la Serie Mundial Super Trofeo Lamborghini. “Quiero seguir haciendo historia en el automovilismo”.

Por sus destacadas actuaciones en Europa, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) lo premió -en el 2014- como el mejor piloto ecuatoriano. Este año solo compitió en Alemania y en Estados Unidos; debido a problemas logísticos con su fábrica se quedó sin auto y sin plaza y no pudo ir a otras pruebas.

Merchán, quien a los 11 años incursionó en el karting y seis años después se estrenó en prototipos, hizo una preparación metódica para correr en Sebring. Cuatro días a la semana practicó ciclismo, también nadó y trotó. No dejó de lado el gimnasio y se adiestró frente a un simulador de autos.

Su progenitor, quien lo acompaña a la mayoría de competencias internacionales, está convencido de que su hijo está preparado física y psicológicamente para encarar su segunda final de la Serie Mundial. El año terminó tercero en Sepang, Malasia.

Con la competencia en Sebring cierra su corto año deportivo. Para el 2016 planea un mayor número de carreras europeas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)