4 de October de 2013 14:15

Audi de cabeza en la apertura del Salón de Fráncfort

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El paisaje interior del pabellón ocupado por Audi lucía algo inusual en la jornada de apertura del Salón del Automóvil de Fráncfort.

Los vehículos en exhibición estaban perfectamente dispuestos en los 3 400 metros cuadrados del recinto, pero del techo colgaban estructuras que simulaban edificios.

Esa extraña mezcla de elementos pronto cobró sentido, cuando los visitantes descubrimos que en el contorno de estas estructuras había un área extensa de espejos que reflejaban tanto a los edificios como a los autos expuestos, vistos desde su parte superior.

Así, el panorama del lugar, desde la perspectiva de los espejos, era el de una ciudad donde todos los vehículos que circulaban por sus calles (convertibles, deportivos, grandes berlinas, eléctricos, etc.) pertenecían a la marca de los cuatro aros.

Meses atrás, Audi anunció que pondría de cabeza a quienes visitaran su estand en el Salón, lo cual terminó siendo mucho más que una simple expresión.

Pero esta singular puesta en escena apenas fue la envoltura del regalo: la presentación de dos revolucionarios prototipos que se muestran a continuación.

Nanuk puso la sorpresa en el Salón

Extravagante es un calificativo que define bien al Nanuk quattro Concept, el segundo prototipo que Audi develó en su estand de Fráncfort y que pudiera ser un anuncio de sus intenciones para el futuro cercano.

Se trata de una poco convencional combinación de elementos que, no obstante, da como resultado un vehículo muy original, que parece sacado de un cómic.

La carrocería es similar a la de un superdeportivo como el R8, pero con la suspensión lo suficientemente elevada para dar cabida a unos enormes aros de 22 pulgadas de diámetro y para permitirse una cierta capacidad 'off road'.

EL interior, al igual que en el Sport quattro Concept, es de tipo minimalista y completamente digital, lo cual le da un aire futurista.

La capacidad de propulsión llega de la mano de un motor V10 de 5,0 litros turbodiésel en posición central, que entrega 550 caballos de potencia y 1 000 Nm de torque.

Pese a ello, Audi declara que el consumo es de apenas dos galones por cada 100 kilómetros.

Sport quattro: un homenaje al éxito

Tres décadas después de demostrar que la tracción total no es exclusiva de los todoterreno, Audi decidió dar nueva vida al nombre de un auto legendario que adquirió fama mundial en los rallies de los años ochenta.

Como un tributo al modelo en el que se inspiró, este 'concept' presenta una carrocería de tres puertas con líneas rectas, aunque las formas siguen el estilo de los modelos contemporáneos de la marca.

Para asegurarse de captar las miradas de todos los asistentes, Audi pintó el exterior con un amarillo metalizado que resplandece bajo las luces de los reflectores.

Y si por alguna razón el color no llamaba la atención de los presentes, lo habrían hecho la enorme mascarilla frontal con diseño de panal de abejas o los enormes aros de aleación de 21 pulgadas.

El Sport quattro está impulsado por una mecánica híbrida. El motor de combustión es un V8 TFSI de 4,0 litros, capaz de entregar 560 caballos, mientras que el eléctrico aporta 140 HP adicionales.

En conjunto, el modelo da cuenta de una potencia de 700 caballos y un torque de 800 Nm. Aún se desconoce si entrará a producción.



Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)