2 de junio de 2015 17:12

Wawrinka aplastó a su compatriota Federer en el mejor partido de su vida

Los tenistas suizos Stanislas Wawrinka y Roger Federer durante los cuartos de final de Roland Garros. AFP

Los tenistas suizos Stanislas Wawrinka y Roger Federer durante los cuartos de final de Roland Garros. AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

El tenista suizo Stanislas Wawrinka aplastó hoy, 2 de junio, a su compatriota Roger Federer en cuartos de final de Roland Garros, con parciales de 6-4, 6-3 y 7-6(4) en 2 horas y 9 minutos, y se clasificó por primera vez para las semifinales de este Grand Slam.

Visiblemente disminuido físicamente, atendido durante el segundo set por el fisiólogo, debido a un problema en un dedo de su mano derecha, Federer apenas opuso resistencia ante un Wawrinka que progresó con respecto a sus anteriores duelos en París y completó una gran actuación.

"Es el mejor jugador de todos los tiempos y también un amigo que me ha ayudado en toda mi carrera. Creo que hoy he hecho el mejor partido de mi vida en un Grand Slam y estoy contento por la victoria", afirmó Wawrinka.

El partido se desarrolló en sentido único, con un Wawrinka que dictó su ley desde el principio hasta el final, y que logró la tercera victoria contra su compatriota en 19 duelos, la primera desde la final de Montecarlo del año pasado.

Federer estuvo lejos de su mejor nivel, ni siquiera arrebató el servicio a su compatriota en una ocasión. En una jornada marcada por el viento, más persistente en la pista Suzanne Lenglen, la segunda más grande de Roland Garros, Federer se quedó a las puertas de jugar sus octavas semifinales de París.

Eliminado el año pasado en octavos por el letón Ernests Gulbis, el número dos del mundo no podrá sumar su victoria 18 en un Grand Slam. Además, se quedó a las puertas de jugar las semifinales de un grande y sumar 37 actuaciones en esa fase.

Wawrinka, ganador del Australia Open de 2014, fue eliminado el año pasado en primera ronda por el español Guillermo García López, cuando llegaba como un claro postulante tras haber ganado un Grand Slam y haber confirmado con la victoria en el Masters 1 000 de Montecarlo.

En esta edición ha ido de menos a más. Cedió un set en la segunda ronda contra el serbio Dusan Lajovic y, a partir de ahí, su actuación fue mejorando, hasta desembocar en el gran partido que completó contra su compatriota.

Se medirá por un puesto en la final contra el ganador del duelo entre el japonés Kei Nishikori, quinto favorito, y el francés
Jo-Wilfried Tsonga.

"Tengo un buen nivel de tenis, estoy feliz de alcanzar por vez primera las semis aquí, un torneo al que tengo cariño porque lo gané de júnior", comentó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)