1 de abril de 2016 00:00

Histórico: dos velocistas ecuatorianas se clasificaron a Río 2016 

La atleta ecuatoriana Angela Tenorio. Foto referencial: Archivo EL COMERCIO

La atleta ecuatoriana Angela Tenorio (der.), quien está clasificada a los Juegos Olímpicos de Río 2016.  Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 17
Martha Cordova

El atletismo de velocidad hace historia. Por primera ocasión, Ecuador clasificó a dos velocistas a los Olímpicos en la distancia reina del certamen, los 100 metros: Ángela Tenorio y Marizol Landázuri.

La clasificación de Tenorio se dio hace un año y Landázuri lo consiguió el sábado pasado, en Cuenca. Las dos trabajan junto al entrenador cubano Nelson Gutiérrez, quien llevó a Érika Chávez a los Olímpicos de Londres 2012, en los 200 m.

Ángela y Marizol se entrenaron en Orlando, Estados Unidos, durante febrero y marzo, con miras a cumplir sus objetivos: Tenorio participó en el Mundial de Pista Bajo techo, donde llegó a las semifinales, mientras que Landázuri corrió en el Gran Prix de Cuenca, donde obtuvo la marca para los Olímpicos.

Imagen de Marizol Landázuri, tomada de su perfil de Facebook

Imagen de Marizol Landázuri, tomada de su perfil de Facebook

La primera velocista ecuatoriana que corrió en unas Olimpiadas fue Nancy Vallecilla, en los 100 metros vallas en Moscú 1980, mientras que Liliana Chalá fue a Seúl 1988 en los 400 m. En varones, Alberto Jurado corrió los 100 m y 200 m en París 1924. A Múnich 1972 fue Abdalá Bucaram Ortiz, para los 100 metros, pero no corrió por una lesión.

Además, de Ecuador, en Latinoamérica, Brasil tiene clasificadas a dos velocistas en los 100 m, mientras Chile tiene a Isidora Jiménez, quien correrá los 200 m en Río, en agosto.

“El trabajo que realizamos con Marizol fue fructífero, porque se avanzó en reacción, velocidad y aceleración”, dijo el entrenador. Se corrigieron los problemas técnicos que tenía y que se los ha ido depurando. No aceleraba bien y teníamos que mejorar su resistencia”.

Pero una de las prioridades fue reforzar lo psicológico. “Es una atle­ta fuerte, pero le faltaba seguridad y confianza”. Por eso, Gutiérrez empezó a trabajar con la guayaquileña Landázuri desde finales del 2014.

Al año siguiente, gracias a una beca de Solidaridad Olímpica, participó en una concentración en México. Allí se entrenaba en dos sesiones diarias; para ello dejó de trabajar como profesora en una escuela y desde entonces se dedica a tiempo completo al atletismo. “Detrás de las lágrimas que derramó, cuando se clasificó, hay muchos sacrificios”.

En los dos últimos años, Ángela y Marizol han mejorado la marca de los 100 metros. En el 2014, Landázuri corría la distancia en 11 segundos y 85 centésimas (11:85). El sábado, su registro fue 11:26.

Tenorio tiene el récord nacional con 10:99, marca que logró en los Panamericanos 2015, donde Marizol llegó a las semifinales con 11:33.

Si bien comparten los entrenamientos, cada una realiza una tabla específica de trabajo, de acuerdo con sus capacidades físicas y técnicas, y conforme a sus competencias.

Por ejemplo, en abril Marizol irá a los Grand Prix de Medellín y Cartagena. Ángela se entrenará en Quito para ir en mayo a una gira por Pekín, Shanghái y Tokio, dentro de la Diamond League (Liga de Diamante)
“Trataremos de que a Marizol también puedan invitarla a los torneos donde nos moveremos con Ángela, será importante que vaya acumulando experiencia y confianza”.

Para el cubano Nelson Gutiérrez, la clasificación de las dos velocistas resultó emotiva e histórica. “Estos son los primeros frutos del trabajo hacia el alto rendimiento”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (2)