28 de julio de 2017 00:00

1 500 atletas participarán en el desafío Ironman 70.3 de Manta 

Karina Navarrete (segunda desde la izq. en la fila inferior) dirige el grupo Triatlón EQ que se prepara para ir a Manta.

Karina Navarrete (segunda desde la izq. en la fila inferior) dirige el grupo Triatlón EQ que se prepara para ir a Manta. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Álex Puruncajas
Redactor. (D)

Iron man es un superhéroe de películas que utiliza una armadura de hierro y viaja a velocidades supersónicas para salvar al mundo de los villanos. Un grupo de ecuatorianos también se autodenomina ‘Iron man’. No tiene ninguno de esos superpoderes. Simplemente, una preparación extenuante para correr, nadar y trotar varios kilómetros durante varias horas.

Ellos se preparan en Quito, Guayaquil, Cuenca, Manta y otras ciudades para cumplir los triatlones en el país y en el exterior. Su nuevo desafío es el Ironman 70.3 de Manta, que será este domingo, en el puerto manabita.

La competencia tendrá más de 1 500 participantes de 21 países, incluido Ecuador. El torneo entregará 40 cupos para el Mundial.
En Quito, los atletas se entrenaron en los parques La Carolina, Metropolitano, el Chaquiñán, en piscinas y en las carreteras. Son empleados de empresas privadas, ejecutivos y vendedores que sacan tiempo para entrenarse por las madrugadas o las noches.

Uno de ellos es el quiteño Édgar Vargas, de 33 años. Hace dos años leyó un artículo en el que se indicaba que si una persona se ejercitaba constantemente en atletismo y ciclismo tenía posibilidades de dedicarse a los triatlones.

La publicación atrajo su atención puesto que él se consideraba bueno en ambas disciplinas. Solo le faltaba incursionar en la natación y podría ir a un triatlón.

“Al principio, la natación me costó mucho. Por poco, me tocó empezar a practicarlo con boya y patito en la piscina”, bromea el capitalino que trabaja de lunes a viernes en un banco privado.

A Vargas le costaba tener flexibilidad. Luego, empezó a ‘soltarse’ y a nadar más rápido. Hace un año, fue con varios integrantes del grupo Triatlón EQ a la laguna de Yahuarcocha, en Imbabura.

Cuenta que tuvo un ‘shock’ al ver la laguna. Tenía que lanzarse al agua para completar un recorrido de 1 200 metros. “No es lo mismo una piscina que el mar”, explica el deportista.

Ahora ya se siente listo para competir en su primer Ironman de Manta. Este año, estuvo en una Maratón de Miami y en un Tria-tlón de Salinas.

Gabriela Moreta, de 34 años, irá por tercera vez a la prueba de Manta. La quiteña trabaja de lunes a viernes en una empresa florícola en Cayambe. Por ello, se ejercita durante las noches con las tablas de entrenamiento que le entrega el técnico Xavier Cayambe, del grupo Tri Speed.

A las 22:00, ‘Gabi’ ya está bajo las sábanas para cumplir su trabajo y su preparación. Para Manta se prepara desde febrero. En el 2015, participó solo en postas. Ella trotó, mientras otra compañera nadó y otra pedaleó. “Ver a la gente en las calles apoyando a los deportistas y la alegría me motivó a lanzarme sola a la prueba”, comenta la atleta. Así, en el 2016, cumplió la aventura en solitario. “Lo importante no es el tiempo que registres, sino las ganas de vencerte a ti mismo”.

En el 2016, el ganador Cody Beals cubrió los 21,1 km de atletismo, 90 km de ciclismo, 1,9 km de natación y en 3 horas y 51 minutos. Guillermo Borja, de 50 años, también pertenece a Tri Speed. Irá a su segundo Ironman. Sus hijas y su esposa le apoyarán en el puerto manabita. Su compañera de equipo Diana Garrido, de 33 años, en cambio irá por primera vez. La ‘armadura’ será su uniforme y el ‘arma’ será su bici.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (5)