7 de junio de 2017 14:31

El arreglo del césped de la cancha de Sangolquí duró más de 400 horas 

Clan Juvenil y Deportivo Cuenca jugaron el pasado fin de semana en el estadio Rumiñahui, por la fecha 17 del torneo local. Foto: Juan Ruiz /API

Clan Juvenil y Deportivo Cuenca jugaron el pasado fin de semana en el estadio Rumiñahui, por la fecha 17 del torneo local. Foto: Juan Ruiz /API

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
David Paredes
Redacción Deportes  (D)

La directiva de Independiente del Valle mantendrá su decisión de no jugar en la cancha del estadio Cantonal de Rumiñahui. La razón: su mal estado impide que su equipo pueda jugar mejor.

A través de un comunicado, los directivos del Independiente oficializaron que el juego ante Liga de Quito se disputará en el Atahualpa, donde ya han hecho de local ante Fuerza Amarilla, Macará y Católica.

El equipo de Chillo Jijón no pisa el estadio de Sangolquí desde el 30 de abril, cuando enfrentó al Clan Juvenil como visitante.

Según Óscar Lara, coordinador del Independiente, la dirigencia mantiene la postura de no jugar en ese escenario hasta que el gramado esté en condiciones óptimas. “Queremos evitar las lesiones de nuestros jugadores. Es cierto que han hecho arreglos en la cancha, pero todavía no está lista”, dijo Lara.

Este Diario visitó las instalaciones del estadio cantonal y comprobó los arreglos que se realizaron en las últimas tres semanas. Telmo Cevallos, ingeniero agrónomo y técnico de la cancha de este escenario, aseguró que por la temporada invernal hubo problemas en el drenaje. Esto hizo que el agua se empozara y que el terreno se hiciera fangoso.

Con un presupuesto, cercano a los USD 20 000, se reparó el sistema de drenaje. Se instalaron cerca de 2 000 nuevos drenajes verticales que suplantaron a las canaletas que estaban colapsadas.
“Se trabajaron más de 400 horas en el arreglo del césped. Se cambió prácticamente todo lo verde y se sembró nueva chamba”, dice Cevallos.

Según el ingeniero agrónomo, con este trabajo también se buscó que el sistema de riego sea autosustentable. Se hicieron tres pozos para recolectar agua. Estos abarcan cerca de 6,4 millones de litros.

Este año, el estadio fue inspeccionado tres veces por la Comisión de Escenarios de la Federación Ecuatoriana de Fútbol. Tras varios arreglos, fue aprobado y por eso se pudo jugar el partido entre Clan Juvenil y Deportivo Cuenca, el último domingo.

“El estadio está en condiciones de recibir fútbol profesional. Es verdad que hay parches de otro color y en algunos sectores arena, pero eso es por los trabajos que se hizo”, asegura David Vallejo, coordinador de la Liga Cantonal Rumiñahui.

En el comunicado de los rayados se recalca que la razón de llevar el partido ante la ‘U’ al Atahualpa fue para proteger los trabajos realizados. “Independiente quiere precautelar el trabajo que se viene realizando en la cancha hasta que las evaluaciones sean positivas y se puedan efectuar juegos de Primera División sin complicaciones para sus protagonistas”, dice el documento publicado en redes sociales del vicecampeón de América.

Sin embargo, la postura de los dueños del escenario es distinta. “El domingo se demostró que el estadio está en condiciones de recibir partidos. Después del juego entre Clan Juvenil y el Cuenca no recibimos quejas de los equipos”, afirmó Cevallos.

En mayo, el estadio Rumiñahui no tuvo actividad. Clan Juvenil debía jugar en esa cancha ante Emelec, pero ese cotejo quedó aplazado. Por eso las autoridades aprovecharon para hacer las reparaciones. Se sembró césped Mustangs, especializado para fútbol.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)