14 de septiembre de 2014 23:17

Armando Wila: ‘Me gusta vestirme bien, mostrar nivel’

Entrevista a Armando Wila, jugador de Universidad Católica. Foto: Pavel calahorrano / EL COMERCIO

Entrevista a Armando Wila, jugador de Universidad Católica. Foto: Pavel calahorrano / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Fabián Alarcón V. Redactor

Entrevista a Armando Wila, de la Católica, que hace reflexiones sobre su estilo de vida.

Siempre luce ‘fashion’ luego de las prácticas…

Siempre he sido así, mientras haya la posibilidad de mostrar ‘nivel’, como uno dice (bromea), la verdad procuro andar bien vestido.

¿Es vanidoso?

No, pero sí me gusta estar bien presentado, porque como dice el dicho: ‘Como te ven te tratan’. Y este mundo es así, entonces, toca andar pintón.

¿Cuál es su lugar preferido para comprar ropa?

Voy a los centros comerciales. La verdad me gusta comprar buena ropa, de marca, porque como dije, la idea es demostrar que uno tiene su nivel (sonríe). Compro Zara, Abercrombie, Armani, Tommy, Dolce&Gabbana. Tampoco derrocho mucho dinero en marcas, solo lo necesario. Lo máximo que he gastado por un pantalón es USD 200.

¿Así conquistó a su esposa, con la ‘pinta’?

(Se toma unos segundos) Mmm, sí y no. Creo que fue más por la ‘labia’ (y suelta una carcajada). Podemos decir que sí porque cuando me presenté ante ella lo hice de buena manera, ustedes saben que la primera impresión es la que cuenta. Y también tuvo mucho que ver mi personalidad.

¿Qué le decía?

La vi y me impactó. Tampoco es que soy lanzado, me gusta ser respetuoso. Fue en una fiesta. La saqué a bailar. Le dije, ‘¡Hola, mi amor!’ (lo hace con un tono sensual)… y ya pues, fue algo lindo. La interrogué: nombre, cuántos años tiene, en dónde vive. Ella era tímida.

¿Cuánto tiempo le tomó conquistarla?

Casi un mes. Fue trabajoso.

Sus compañeros suelen decir que es el más extrovertido del grupo…

Me gusta conversar, reír. ¿Cómo no estar contento, alegre, si tengo salud y trabajo? Además, mi familia está bien y eso me da mucha estabilidad emocional.

¿Con qué clase de ropa se siente mejor: con calentador, de corto, con jean, traje formal?

Con jean pues. La ropa formal solo la uso para algo más serio. De ahí, cuando salgo de los entrenamientos me gusta andar con jean. A veces me visto con algo corto, con camiseta polo. Cuando estoy en casa me gusta sentirme libre, ahí solo uso camisetilla y pantaloneta.

Si estuviera en una fiesta formal, ¿usted es de aquellos que se sacan la corbata a los cinco minutos?

No uso (se ríe). Me gusta una chaqueta chévere, un pantalón formal, buena ‘pinta’ sin ser extravagante.

¿Pero y el frío de Quito lo obliga a abrigarse?

No pues, es que en mis ratos libres yo paso en mi Costa,
en Guayaquil o en Quinindé, de donde es mi esposa. Allá hace bastante calor y ahí sí es preferible andar ligero. Adoro estar en la Costa, porque me encanta comer marisco.

¿Y en la Sierra cómo hace para soportar las noches y los días fríos?

Acá no pues, toca estar abrigado, con calentador, chompita. Aquí a veces me visto semiformal en el día, porque la verdad… no soy de andar mostrando mucho cosas que no tengo (bromea pícaramente y se ríe).

¿Le ha dado el conocido soroche en la Sierra?

No, por suerte, porque yo he vivido mucho tiempo en la Sierra. Mi papá, desde 1993, me llevó a vivir a Cuenca. Ahí estuve casi 15 años, me gradué y en seguida me puse a jugar. Solamente dos años jugué en la Costa, en Rocafuerte y en el Barcelona. De ahí solo he pasado en la Sierra, donde estoy acostumbrado.

¿Se siente más serrano que costeño?

Sí, pero no se me ha pegado mucho el acento. Debo admitir que me gusta mucho la Sierra, porque es tranquilo para vivir. No hay la calentura ni el cansancio de la Costa, donde toca ir a un lado y a otro para visitar familiares.

Dijo que le gustaba más la comida costeña. ¿Y la serrana?

No soy muy amante de la comida de acá. A mí me hablan de encocado, conchas, mariscos… y soy feliz.

Es decir, que aquí usted solo visita los restaurantes costeños, nada de ir a comer una fritada, un hornado, unas tripas…

No soy de salir mucho, como más en casa. Mi esposa sazona riquísimo la comida costeña. En casa estoy tranquilo, sin los sustos de la Costa, porque nosotros provenimos de barrios ‘pepa’, de balacera y eso. Acá no vivimos eso. Salimos a los ‘mall’, a pasear o comer, al cine.

Es de esas personas que preferiría un domingo en cama, ‘changado’ a su esposa y con una película

Sí, sí, sí, sí… ese plan es perfecto para mí. Escuchar el aguacero y arrumarse a tu mujer bajo las cobijas. Eso soy yo, eso me gusta.

Origen.
Nació en San Lorenzo, Esmeraldas, el 12 de mayo de 1985.

Experiencia.
Ha jugado Barcelona, Independiente del Valle, Técnico, Liga de Loja, Deportivo Cuenca, Rocafuerte; Puebla (México). Actualmente milita en la Católica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)