1 de agosto de 2015 20:16

El aporte estatal gravita para obtener medallas

Andrés Chocho ganó la última medalla de oro para Ecuador en los Juegos Panamericanos 2015. Foto: EL COMERCIO

Andrés Chocho ganó la última medalla de oro para Ecuador en los Juegos Panamericanos 2015. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 11
Martha Cordova

La ubicación de países latinoamericanos en el medallero de los Juegos Panamericanos Toronto 2015 tiene relación directa con la inversión que realizan los estados en sus programas deportivos.

En el caso ecuatoriano, el plan de alto rendimiento que lleva adelante el Gobierno Nacional, a través del Ministerio del Deporte, tiene una primera evaluación positiva: fue la primera ocasión que logró 32 medallas en una participación histórica.

Alcanzó 7 preseas de oro, 9 de plata y 16 de bronce y culminó en novena posición entre 41 participantes.Del grupo de medallistas, el 70 % está en edades comprendidas entre los 17 y 25 años, lo que demuestra que Ecuador tiene una generación importante en camino a la alta competencia. Tres medallistas de oro superan los 27 años: Estefanía García en judo, Franklin Mina en karate y Andrés Chocho en la marcha atlética. Ellos están listos para hacer historia en los próximo Juegos de Río de Janeiro 2016.

El gran potencial que viene detrás debe seguir con su proceso para los Juegos Tokio 2020 donde se aguardan las consagraciones de deportistas como la atleta Ángela Tenorio, el judoca Lenin Preciado y la canoísta Anggie Avegno.

El Estado ecuatoriano invierte USD 52 millones anuales en la preparación y participación de 241 deportistas. Ellos reciben becas económicas que van entre uno y ocho salarios mínimos vitales, mensuales, de acuerdo a sus rendimientos.

“Vamos a hacer un análisis técnico y a los deportistas que tienen proyección olímpica vamos a entregarle todo el apoyo para sus entrenamientos en el exterior, o vamos a contratar a un profesional”, dijo la ministra del Deporte, Catalina Ontaneda. La Secretaria de Estado manifestó que se analizarán presupuestos y se entregará un aporte adicional si lo amerita.

Uno de los buenos ejemplos de la región es sin duda Colombia, que confirmó que es la nación latinoamericana con mayor progreso deportivo en los últimos 10 años. Tras la medalla de oro que ganó María Isabel Urrutia en el levantamiento de pesas en los Juegos Olímpicos Sídney 2000, el deporte pasó a ser política de Estado.

El 0,25% del presupuesto del estado colombiano se designa a financiar programas de masificación deportiva, infraestructura y el programa de alto rendimiento dirigido a los deportistas con proyección olímpica. Con los últimos resultados logrados, el pedido es que el porcentaje suba a 1%.

Rafael Lloreda, jefe de Misión de Colombia en Toronto 2015, felicitó a sus deportistas porque se superó las expectativas. Cuatro años antes había logrado 24 preseas de oro, para Toronto la meta fue lograr 25 pero ganó 27 en total.

Algo parecido sucedió en los Juegos Olímpicos Londres 2012 donde la meta fue lograr 6 medallas de oro y retornaron a casa con 10. Para las Olimpiadas 2016 el reto es sumar 12 medallas de oro.

Este progreso colombiano es diferente al rendimiento de Venezuela en Toronto que solo es comparado con lo sucedido en Mar del Plata 1995 donde sumó 9 oro, 14 de plata y 25 de bronce para totalizar 48 preseas.

Antes de partir a Toronto el reto era superar lo realizado en Guadalajara 2011, donde sumó 11 medallas de oro, totalizó 70 preseas y terminó en el octavo lugar. En tierras canadienses solo logró 8 medallas de oro y 50 metales en total aunque permaneció en el octavo lugar.

Inspirado por el modelo cubano, el extinto presidente Hugo Chávez, brindó un respaldo irrestricto al deporte recreativo y de alto rendimiento. Venezuela envió 110 deportistas a los Juegos Olímpicos Beijing 2008 y solo la taekwondoísta Dalia Contreras ganó un bronce.

Para los Juegos de Londres 2012 fueron 60 deportistas y el esgrimista Rubén Limardo ganó el oro deseado.

Desde el 2012, el presupuesto destinado al deporte bajó a USD 34 millones, sin embargo, tras el retorno de la delegación panamericana, el residente Nicolás Maduro asignó USD 77 millones para financiar la preparación a los Juegos Olímpicos Río 2016.

Cuba, desde Cali en 1971 hasta Guadalajara 2011, se mantuvo en segundo lugar de la tabla general de medallas. Peleaba siempre con Estados Unidos la supremacía del continente. Solo en la edición de 1991, cuando organizó los Panamericanos, llegó al primer lugar.

En Toronto bajó al cuarto casillero detrás de EE.UU, Canadá y Brasil. Estuvo peleando con Colombia esa cuarta posición, que la hizo suya gracias a los seis oros que logró en boxeo, donde se mantiene como una potencia.

Su poderío ha disminuido en el atletismo, levantamiento de pesas, gimnasia y judo. La inversión del estado cubano bajó en la última década por la recesión económica. En total sumó 97 medallas, 36 de oro, 27 de plata y 34 de bronce.

Según el informe de la revista Forbes, el país que más invierte en el deporte es Brasil con USD 842.4 millones. Este dinero financiará los escenarios para los Juegos Olímpicos de Río 2016 y la preparación de los deportistas durante el ciclo olímpico: Juegos Panamericanos, campeonatos mundiales y torneos preolímpicos.

En Toronto 2015, se ubicó en tercer lugar con 41 preseas de oro, 40 de plata y 60 de bronce para un total de 141 metales.
El caso de México es especial. Bajó al sexto lugar en Toronto luego que en 2003 había sido quinto al igual que en 2007.

México invierte actualmente USD 233 millones. En el 2013, el país azteca contaba con un presupuesto de USD 464 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)